Inicio Actualidad TMB y los tres viajeros agredidos en el metro de Barcelona denunciarán...

TMB y los tres viajeros agredidos en el metro de Barcelona denunciarán a los grafiteros

La compañía Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) está peritando este lunes los daños causados por una treintena de vándalos grafiteros que en la madrugada de ayer asaltaron un metro y agredieron a varios pasajeros, entre ellos una embarazada, que les recriminaron su acción.

Según ha informado a Efe un portavoz de TMB, el peritaje de daños se hace como paso previo a interponer la correspondiente denuncia ante los Mossos d’Esquadra, que ya están investigando los hechos.

Aunque los daños causados por los vándalos aún no han sido evaluados, los expertos estiman que posiblemente ascienda a varios miles de euros, ya que los grafiteros, que iban organizados, lograron pintar el tren entero por ambos lados.

Los hechos ocurrieron sobre las 03:48 horas de ayer cuando un grupo de 34 grafiteros accionaron el freno de emergencia de un tren de la línea 4 del metro que estaba parado en la estación de Maragall para hacer pintadas.
Según TMB, parte del pasaje mostró su rechazo a esta acción y algunos de los pasajeros fueron increpados y agredidos por los autores de las pintadas.

Una mujer embarazada fue rociada con pintura de espray en la cara y otras dos personas fueron zarandeadas y golpeadas en la cara, aunque después de ser atendidas por los servicios médicos ninguna de ellas presentaba lesiones importantes.

Las tres personas agredidas han manifestado también su intención de presentar denuncia por los hechos.

Los agresores se dispersaron en grupos y huyeron por los vestíbulos de la línea 4 y de la línea 5 de esta estación de Maragall, por donde salieron al exterior.

Durante la huida, un presunto integrante de este grupo fue retenido por miembros de seguridad del metro y fue puesto a disposición de los Mossos.

Grabado

El detenido llevaba material para pintar el tren y una cámara tipo ‘Go-pro’ para grabar la acción vandálica.
Un portavoz de TMB ha insistido en que el metro de Barcelona suele ser objeto diario de acciones vandálicas de grafiteros, un movimiento que, según la compañía, ha evolucionado “hacia comportamientos de delincuencia organizada”.

TMB considera que este tipo de vandalismo grafitero es hoy el principal problema en el ámbito de la seguridad para los operadores ferroviarios en España.

De hecho, según las mismas fuentes, el metro de Barcelona sufre cada día dos intentos de intrusiones de grafiteros, algunos de los cuales son impedidos por los vigilantes.

Durante las últimas semanas, los vándalos también han pintado el vagón histórico del metro de Can Buxeres y han causado desperfectos en la estación de Vilapicina