Inicio Actualidad Todo lo que debes saber sobre el hormigón impreso

Todo lo que debes saber sobre el hormigón impreso

El hormigón ofrece múltiples posibilidades constructivas y aplicaciones, y sin duda, el hormigón impreso es una de las más populares y demandadas. También conocido como pavimento impreso o cemento impreso, en este post hemos preparado una completa guía en la que te vamos a contar todo lo que debes saber sobre este material de construcción.

Para ello hemos contactado con Pavimentoslevante.es y Pavimentosterramitica.com, dos empresas especializadas en la colocación, reparación y mantenimiento de pavimentos con hormigón impreso, que cuenta con una elevada experiencia en la realización de todo tipo de trabajos de pavimentación, y están plenamente capacitadas para contarnos todo lo que necesitamos saber sobre el cemento impreso.

¿Qué es el hormigón impreso?

El hormigón impreso consiste en una técnica decorativa en la que se aplica mediante un mortero endurecedor continuo, directamente sobre una superficie hecha de hormigón fresco. La aplicación se realiza in situ.

Asimismo, el hormigón impreso permite dar forma, textura, relieve, estampados al pavimento, utilizando para ello diferentes moldes con formas y diseños.

De esta forma, una empresa como Pavimentoslevante.es es capaz de conseguir que la superficie adquiera una apariencia similar a de otros materiales como la pizarra, la piedra, el adoquín, la cerámica o incluso la madera. Los resultados son excelentes, lo que hace que esta técnica cada vez sea más utilizada y esté más en auge en la decoración de exteriores.

¿Cómo se hace el hormigón impreso?

El proceso de elaboración del hormigón impreso es rápido y bastante sencillo, teniendo que seguir unos pasos, así como controlar los tiempos, para conseguir una buena adherencia y una buena homogeneidad en el color.

Aun así, a pesar de que no es un proceso demasiado complicado, lo mejor es dejarlo en manos de una empresa especializada como Pavimentosterramitica.com. Además, el proceso de elaboración variará en función del acabado.

Pasos para elaborar el hormigón impreso:

· Preparación del subsuelo. Hay que definir la superficie en la que se va a colocar el hormigón.

· Se procede al hormigonado de la superficie y, posteriormente, a su nivelación.

· Aplicación de una capa superficial endurecedora y coloreada, y nivelación.

· Espolvorizar los desmoldeantes de forma homogénea.

· Aplicación de los moldes de impresión sobre el hormigón en estado plástico.

· Lavado y limpieza del pavimento.

· Una vez que la superficie no presente trazos de humedad se procede al sellado.

Principales ventajas del hormigón impreso

Múltiples diseños

Una de las principales ventajas del hormigón impreso es que ofrece múltiples diseños, pudiendo escoger entre infinidad de patrones geométricos diferentes sobre la superficie, así como tipos de estampado, texturas y colores. Las posibilidades son prácticamente infinitas.

De hecho, hay empresas especializadas que incluso ofrecen la opción de crear patrones en función de las necesidades de cada cliente o del tipo de superficie. Eso sí, esto aumentaría el coste de ejecución.

Rápida ejecución

Otra ventaja a tener muy en cuenta es que el hormigón impreso se ejecuta de forma rápida. Al utilizar el mortero in situ de manera continuada, su ejecución es mucho más rápida que la del adoquinado, por ejemplo.

Esta es una ventaja muy destacada para el sector de la arquitectura. Eso sí, hay que tener en cuenta que en función de las formas geométricas elegidas, aumentará el tiempo de ejecución y, al mismo tiempo, el precio final.

Es económico

Otra ventaja destacada es que el hormigón impreso es bastante económico, y su precio es inferior al de otros materiales que se utilizan habitualmente, como los adoquines, por ejemplo.

Evita el crecimiento de malas hierbas

Una ventaja muy destacada cuando se aplica en jardines o terrazas, es que el hormigón impreso evita el crecimiento de las malas hierbas y la maleza, ya que forma un pavimento tipo losa, de gran tamaño, que impida que puedan llegar a crecer.

De este modo, se evitan las clásicas malezas que aparecen a través de las juntas, y que afectan directamente a la estética de la superficie.

Fácil mantenimiento

Asimismo, una superficie hecha con hormigón impreso es muy fácil de mantener, y de hecho, apenas necesitará mantenimiento.

Por su elevada resistencia, durabilidad y fácil limpieza, el hormigón impreso no precisa de cuidados especiales para su mantenimiento, más allá de barrerlo o limpiarlo cuando sea necesario. Esto será así siempre y cuando la ejecución haya sido correcta.

Vida útil

El hormigón impreso es un material que tiene una larga vida útil, ya que es altamente resistente y duradero, soportando sin problemas las inclemencias meteorológicas o el paso del tiempo. Por lo general, es mucho más duradero y fácil de mantener que otros materiales que son más utilizados en zonas exteriores.

Roturas puntuales

En caso de que el hormigón impreso reciba un fuerte golpe y acabe rompiéndose, tan solo se romperá la zona que haya recibido el golpe. Algo que no ocurre por ejemplo con los adoquines, donde el destrozo sería bastante mayor, rompiendo diferentes adoquines con un solo golpe.

Comparte este artículo

Publicidad