Inicio Actualidad ¡Todo por la pasta!

¡Todo por la pasta!

En el transcurso de las últimas semanas, les he advertido sobre las dificultades existentes para los inversores alcistas en los mercados de renta variable en Europa y los riesgos que subyacen en los propios norteamericanos. El equilibrio entre los elevados precios de las acciones, la baja rentabilidad de los activos libres de riesgo y el yield spread, podría estar en tela de juicio debido a la subida de los tipos de interés, capaz de alterar el rendimiento de los activos de renta fija a corto plazo y desatar con ello una oleada de ventas, ¡que pueda provocar un ajuste violento en los precios!

Como he expuesto infinidad de veces, los tipos de interés afectan a los mercados de diversas formas; la primera, mediante una mayor exigencia a la rentabilidad por dividendo, que por supuesto exige caídas en los precios de las acciones, para que veamos rentabilidades más coherentes versus los precios pagados. La segunda, entra directamente en el seno tanto de la microeconomía, como de la macroeconomía, puesto que es evidente que el incremento de los costes financieros, resta poder adquisitivo a los consumidores e incrementa los costes de financiación de las empresas. La tercera en discordia vendría provocando el ¡gran impacto! que todo ello tiene sobre el efecto riqueza del consumidor norteamericano, mal acostumbrado al derroche, como consecuencia de los insufribles mercados dopados por las políticas monetarias no convencionales de la FED, que a la postre no se aleja en absoluto de lo que pretendían; ¡manipular a todo pequeño o gran consumidor estadounidense! haciendo subir las bolsas de manera artificial, y haciéndole creer a su vez, ¡que tiene más patrimonio que deuda! Y a ustedes, ¿qué les parece? a mí, que el inmediatismo nos hace vulnerables para ser engañados, como diría Maquiavelo…

Como no podía ser menos, en mi casa Blackbird, he dado continuidad a las advertencias con ustedes comentadas para con nuestros traders, puesto que la publicación de resultados consideré me daría cierta información sobre lo que preciso y es que las grandes compañías del mercado americano, ¡están soportando los índices! mientras que el conjunto de mid y small cap, así como el conjunto sectorial, en muchos casos ya se encuentran en tendencia bajista. Consumo de servicios, farmacias y tecnología, ¡apuntalan los compuestos de Wall Street! ¡Y mucho ojo!

Lo que suceda en el sector tecnológico marcará el devenir o la suerte de los inversores en el medio plazo

Porque lo que suceda en el corto plazo en dichos sectores, especialmente el tecnológico, marcará el devenir y/o la suerte de los inversores en el medio plazo. Y así pues, como trader profesional, esta semana estaba especialmente atenta a la publicación de resultados de Apple, empresa que capitaliza alrededor de 1,2 billones de USD. Es cierto que cotizando en 19 veces sus beneficios, la manzana es la más barata de las GAFAM, ¡claro está! si pagar 19 veces ganancias, se puede considerar barato…

El caso que intento exponer señores, es que los mercados al fin y al cabo suelen subir al ritmo de sus beneficios en un mercado eficiente ¡pero como sabemos que no lo son! exageran las expectativas, al alza o a la baja, creando así ineficiencias.

Dicho lo cual, mantener un incremento de las ganancias es clave para seguir reclamando la atención de los inversores, pero las dificultades en crear más ventas son una cuestión discordante, bajo mi punto de vista en muchas compañías. Los riesgos de Apple, parten de la gran dependencia sobre el Iphone, teléfono que cada vez es más costoso (de 600USD en 2012 a 1.400USD en 2018) y que está sujeto a la benevolencia del “amor” de sus consumidores y a la aparición de nuevas tecnologías. Para mi el Iphone es un producto cíclico, habida cuenta de su excesivo precio y prestaciones. Lo que sí aprecio, ¡y mucho! es que el número total de acciones emitidas, se ha reducido de 6.294 millones en 2013 a 4.755 millones en 2018, nada criticable, pero que explica en gran medida algo que también sucede y
es que al final, el BPA (beneficio por acción), parte del negocio, de los impuestos y del número de acciones. Por ende, que el señor Trump haya reducido la tasa impositiva y que Apple siga comprando acciones propias, ayuda cuanto menos a empañar, las dificultades que encuentran muchísimas empresas para mantener dicho soberbio ritmo de crecimiento.

Ay ay ay… Siempre supe que el mercado no entiende ni de populismos ni de
fanatismos, lo único que le importa a nuestro mercado; ¡son los beneficios! y por ello todas las empresas siguen con esta ambición desmedida de batir las expectativas, unas expectativas que una vez analizados los resultados trimestrales de las grandes compañías, advierten las primeras reacciones negativas de la subida de tipos de interés de Mr. Jerome Powell. Sí, ¡esas tan cuestionadas por Donald Trump! Quizás ahora sea el momento de entender los motivos y es que al fin al cabo, en este mundo absurdamente materialista que creamos todos sólo existe una razón sin
razón llamada: ¡todo por la pasta!