Torrent pide un Govern efectivo “desde el minuto uno”

8

El president del Parlament, Roger Torrent, ha enmarcado su reunión de este miércoles con Carles Puigdemont en la necesidad de recuperar la normalidad política en Catalunya y en este sentido ha reclamado al candidato a president de Junts per Catalunya que facilite la formación rápida de un nuevo Gobierno la próxima semana. “Lo que conviene al país y lo que yo intentaré facilitar es que haya un Govern lo más rápidamente posible, efectivo, que pueda trabajar desde el minuto uno, para que recuperemos las instituciones de las manos del 155 y las traslademos a manos de la ciudadanía”, ha explicado desde Bruselas.

Aunque el Gobierno de Mariano Rajoy ha impedido que el encuentro tuviera lugar en la sede del Govern en Bruselas, tal y como estaba inicialmente previsto, finalmente han encontrado una sede alternativa donde reunirse. El lugar elegido ha sido la oficina de la Alianza Libre Europea, el partido que integra a ERC y a otras formaciones nacionalistas. Allí se ha reunido primero Torrent con Puigdemont y después con los cuatro diputados que acompañan al ‘expresident’ y candidato en Bruselas, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Meritxell Serret y Toni Comín.

Torrent ha calificado este movimiento de las autoridades españolas como “escandaloso” desde el punto de vista democrático y ha denunciado el hecho de que el presidente del Parlament no haya podido hacer uso de la delegación de la Generalitat. “Es muy grave que ante un mensaje sincero de diálogo, negociación, de voluntad de hablar con Rajoy no solo recibamos un ‘no’ por respuesta, sino que encima no nos dejen reunirnos con los ‘consellers’ y con el ‘president’ Puigdemont”, ha lamentado anunciando que ha pedido a los servicios jurídicos del Parlament que estudien si se han vulnerado los derechos fundamentales de los diputados desde el punto de vista de la legislación española y belga.

La investidura, sin formato claro

El presidente del Parlament tampoco ha aclarado si los cuatro diputados mantendrán su escaño ni si Puigdemont regresará para la investidura prevista para este próximo 30 de enero ni si sería posible que gobernara de forma eficaz desde Bruselas. “Lo que hace falta es desterrar el 155 de nuestras instituciones y necesitamos un gobierno que gobierne y que ponga fin a la paralización que provoca el 155”, ha zanjado. “Nuestra voluntad es afrontar el debate de investidura con normalidad democrática. El president tiene todo el derecho a ser investido, es candidato y no ha descartado la posibilidad evidente de asistir”, ha avisado.

Tampoco Puigdemont ha querido aclarar sus próximos movimientos y ha optado por mantener el suspense de cara a la próxima semana. Reconoce que “lo ideal” sería es una investidura “presencial” pero ha insistido en que “hay muchas otras opciones” y que nadie descarta ningún escenario. “Tenemos mucho tiempo para tomar muchas decisiones hasta el día de la investidura. Vamos paso a paso, es una situación excepcional, la estamos manejando con mucho tacto y respeto a los ciudadanos. El objetivo es que el Parlament pueda debatir aquello que quiere debatir, que refleje la voluntad de los ciudadanos y que contribuya a la restitución de todo lo que el 155 se ha cargado”, ha avisado.