Trabajadores de limpieza demandarán a Carrefour por vía penal: “Se vulneró nuestro derecho a huelga”

21

A Carrefour no sólo se le acumulan las huelgas, también las denuncias. Los trabajadores de limpieza del centro de Leganés (Madrid) -un servicio que corre a cargo de una empresa externa, Servimil- van a presentar una demanda a finales de este mes, en principio el próximo día 23 de abril, por la vía de lo penal por entender que la compañía ha vulnerado su derecho a huelga.

La demanda se suma a la denuncia interpuesta ante la Inspección de Trabajo. El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha elevado el caso al organismo supervisor de las condiciones laborales: el pasado viernes, 6 de abril, comunicó esta decisión tras concluir que “Carrefour decidió boicotear la huelga de estas trabajadoras, realizando los trabajos de limpieza con su propio personal“.

Fuentes sindicales consultadas por este periódico apuntan que se ha vulnerado su derecho a huelga porque, entre otras cosas, “no dejan pasar a las compañías al cuarto de limpieza, donde tienen objetos personales y documentación. Hemos visto cómo otros trabajadores de Carrefour están haciendo su trabajo, cuando aún no ha terminado su contrato. Y seguimos recabando información para demostrar que se ha violado este derecho”, indican.

El comité de huelga: “Nos sentimos vigilados”

La huelga continúa y los trabajadores del centro convocan movilizaciones a diario. “Van muy bien, aunque tenemos discusiones permanentes con el director del centro”, explican fuentes sindicales.

Por otro lado, el comité de huelga asegura que está siendo “excesivamente vigilado. Nosotros, como representantes de los trabajadores, tenemos la obligación y libertad de inspeccionar las instalaciones de Carrefour para conocer la situación. Por ello, también contemplamos la posibilidad de que se considere que se está vulnerando el derecho a la libertad sindical“.

Los diez empleados del centro madrileño aún no han recibido una comunicación oficial de su despido por parte de Carrefour y de Servimil. Sin embargo, varios trabajadores de la plantilla les han informado de que serán ellos mismos quienes tomen el relevo cuando su contrato termine el próximo 16 de abril a las 24:00 horas. La compañía, Servimil, ha quebrado y Carrefour ha decidido ‘internalizar’ el servicio, rompiendo el contrato que tenía hasta 2020, según fuentes sindicales.

“Se extenderá al resto de centros”

La plantilla de los centros de Leganés (Madrid), Vigo, Palencia, Burgos y Talavera de la Reina (Toledo) que desarrolla esta actividad profesional “se va a quedar en la calle”, explican fuentes sindicales. Y desde los sindicatos apuntan que hay miedo de que se extienda al resto de centros de España.

El pasado mes de marzo, se firmó un acuerdo entre los sindicatos y la compañía que minimiza el impacto del Plan Bompard 2022, pero que pasa por una serie de ajustes en la plantilla: “a los trabajadores de Carrefour ahora nos pueden partir los turnos, podemos rotar y además, tenemos que ser polivalentes porque nos mueven de sección. Es decir, puedo abrir la panadería de 7:00 a 10:00 y después trabajar de 10:00 a 14:30 en donde ellos quieran, como por ejemplo limpiando”.

“Esta inestabilidad genera mucha ansiedad a la plantilla“, concluyen.