Inicio Actualidad Tras el fracaso de Andalucía, Sánchez se enroca y dice que agotará...

Tras el fracaso de Andalucía, Sánchez se enroca y dice que agotará la legislatura

Considera que hay un Gobierno «fuerte y sólido», según la valoración que ha trasladado tras reunir a su Ejecutiva en Ferraz.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asegurado ante la Ejecutiva del PSOE que el Gobierno está «fuerte y sólido» y que «hay legislatura hasta el final», pese a los malos resultados obtenidos por los socialistas en las elecciones andaluzas. De esta manera, el presidente ha evitado hacer una lectura nacional del histórico fracaso de su partido y su candidato en Andalucía.

Tras la reunión de la Ejecutiva del PSOE que ha analizado este lunes el mal resultado de este domingo en los comicios andaluces, el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Felipe Sicilia, ha negado que se haya votado en clave nacional y que la pérdida de diputados en Andalucía suponga un cambio de ciclo en España «que quiere hacer ver la derecha y que no es tal».

Además ha incidido en que los socialistas no ven un «gran trasvase de votos» del PSOE al PP y que este lunes el ambiente en la Ejecutiva «no era de preocupación» sino de reflexión sobre cómo volver a movilizar al electorado de izquierda andaluz.

Fuentes del Gobierno han reconocido que el resultado del PSOE ha sido «peor de lo esperado», pero han recalcado que la idea es agotar la legislatura y que Sánchez es quien tiene la llave sobre cualquier cambio, aunque insisten en que queda mucho para las elecciones generales previstas a finales de 2023 y que no se vota en la misma clave en unos comicios u otros.

A falta de una reflexión más profunda, el portavoz del PSOE apenas ha hecho autocrítica y se ha limitado a decir que lo que ha fallado es que no han sabido movilizar a su electorado en Andalucía y que el candidato socialista, Juan Espadas, ha tenido «poco tiempo» para dar a conocer su proyecto, al haber pasado menos de un año desde que relevó a Susana Díaz al frente del partido.

Pese a que el PSOE ha bajado hasta los 30 escaños en Andalucía, la comunidad autónoma más poblada y tradicional feudo de los socialistas, y pese a la mayoría absoluta histórica conseguida por el PP, Sicilia ha dicho que el ambiente en la Ejecutiva «no era de preocupación» sino de reflexión sobre cómo volver a movilizar al electorado de izquierda andaluz y ha descartado que haya habido trasvase de votos del PP al PSOE.

«Creo que no ha habido un trasvase de voto de la izquierda a la derecha, ha habido claramente una abstención clara, muy notoria, de votantes de izquierdas que se han quedado en su casa», ha declarado.

No obstante, Sicilia ha reconocido que la división en la izquierda, con las candidaturas de Por Andalucía y Adelante Andalucía, «ha hecho perder fuerzas, votos y escaños» al PSOE, sobre todo a la hora de repartir los restos de los escaños, lo que a su juicio «ha podido favorecer en muchos casos y muchas provincias al PP».

Sicilia ha criticado que el PP haya diseñado una estrategia con los diferentes adelantos electorales en Madrid, Castilla y León o Andalucía para generar un clima de cambio de ciclo y ha recalcado que los ciudadanos distinguen entre las diferentes elecciones, por lo que rechaza extrapolar resultados.

«Los andaluces han elegido a su gobierno autonómico. Me parece una falta de respeto absoluta a los votantes hacerles cree que estas elecciones autonómicas sirven para dirimir sobre la gestión de un gobierno nacional», ha aseverado.

Confanza en Espadas

La Ejecutiva del PSOE ha cerrado filas con el candidato y secretario general del PSOE en Andalucía, Juan Espadas, que «ya trabaja sin descanso» para construir una alternativa al PP con una oposición «responsable» y con una política «seria y constructiva».

«Sin duda este trabajo de Juan Espadas nos llevará a recuperar el Gobierno de la Junta de Andalucía», ha dicho Sicilia, que asegura que el PSOE «sigue siendo el partido hegemónico de la izquierda en Andalucía».

El portavoz de la Ejecutiva socialista ha dejado claro que los resultados del PSOE en Andalucía «evidentemente no son unos buenos», pero no cree que el PP haya frenado a Vox, ya que considera que es el mismo votante de derecha, ya sea de Vox o de Cs, el que ha decidido volver al «partido original», en este caso el PP.

«Ese votante estaba ahí y ha optado por el PP igual que en otras ocasiones decidió despegarse de él», ha argumentado.

Fuentes de la Ejecutiva Federal del PSOE opinan que en Andalucía sigue habiendo un «sustrato ideológico de izquierdas» con la diferencia de que ahora los votantes más próximos al centro han elegido «otra opción».

Y reconocen que el proceso de cambio del partido en Andalucía ha influido en estas elecciones por contar con poco tiempo, pero insisten en que el Gobierno de Sánchez no sale tocado y no ven necesidad de replantearse la coalición con Unidas Podemos.

Publicidad