TV-3 cierra ‘Tarda oberta” por motivos económicos

25

Tras el polémico cierre de ‘A tota pantalla’, el magacín matinal presentado por Nuria RocaTV-3 tiene previstos más cambios en su programación. Concretamente, la cancelación de otro espacio, el ‘Tarda oberta’ presentado por Ruth Jiménez y Vador Lladó.

Según han confirmado fuentes de la cadena autonómica catalana a EL PERIÓDICO, el cierre del programa, producido por Mediapro, se debe a motivos presupuestarios. La previsión inicial es que ‘Tarda oberta’ vuelva a la parrilla de TV-3 el próximo 8 de enero y se mantenga en antena ese mes hasta su cancelación definitiva.

Posible sustituto

Una de las ideas que baraja TV-3 es sustituir ‘Tarda oberta’ por ‘Tot es mou’, el magacín presentado por Helena Garcia Melero que, en principio, tenía que reemplazar al ‘A tota pantalla’ de Nuria Roca por las mañanas.

Según fuentes de la cadena autonómica, el cierre de ‘Tarda oberta’ es consecuencia del conflicto que mantiene la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) con Hacienda por el concepto de devolución del IVA de las subvenciones de la Generalitat, que implicaría la reclamación de 167 millones de euros a la cadena pública catalana. Esta ya consideró su disconformidad con la medida, considerando que pone en peligro la viabilidad de la radio y televisión pública.

De hecho, en la CCMA consideran que esta medida “obliga a revisar los planes de producción e inversión” y podría afectar a más espacios de TV-3 y Catalunya Ràdio, ya que la idea para recortar costes sería “internalizar” los programas.

Otros de los espacios que podría verse afectado por el conflicto del IVA sería el debate ‘Freguntes freqüents’, producido por Mediapro, aunque en TV-3 todavía no confirman su cierre o continuidad. Lo que sí que es definitivo es que su presentador, Ricard Ustrell, se despidió del espacio el pasado sábado.

Estreno discreto

Estrenado el pasado 4 de diciembre como una de las grandes novedades de su nueva temporada, ‘Tarda oberta’ no cosechó durante sus primeros días de emisión unos datos de audiencia muy elevados, lo que hizo a sus responsables replantearse sus contenidos, potenciando la actualidad política. Este cambio hizo que mejorara notablemente su seguimiento, con una media de 180.000 telespectadores y un 11,8% de cuota de pantalla.