Inicio Actualidad Ultimátum para el estado de alarma

Ultimátum para el estado de alarma

Barcelona, 09 de octubre de 2020 (06:55 CET)

Tres meses y medio después de su fin, vuelve el estado de alarma con casi toda seguridad. No a toda España, pero sí a Madrid, la zona más castigada del país tanto por la pandemia como por el combate político.

Solo una reunión este viernes a primera hora de la mañana entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, podría evitarlo, aunque el Consejo de Ministros ya está convocado para celebrar una reunión extraordinaria, también esta misma mañana, y proceder a su declaración.

Pasadas las 23.00 horas de la noche de ayer, jueves, Moncloa emitió un comunicado informando del ultimátum que ha dado a Ayuso para que decida sobre las posibilidades legales a su alcance para mantener las restricciones de movilidad en Madrid y para que tome una determinación sobre el estado de alarma en las zonas más afectadas por la pandemia.

Sánchez da tres opciones a Ayuso

Sánchez mantuvo una conversación telefónica con Ayuso y le dio tres opciones:

1) Que la Comunidad dicte una orden con las medidas especiales de restricciones de movilidad al amparo de la ley de Salud Pública.

2) Que solicite la declaración del estado de alarma para que el Gobierno lo declare. 

3) O que deje en manos del Gobierno la declaración del estado de alarma.

El presidente del Gobierno, decidido a declarar la excepcionalidad, accedió, no obstante a una última reunión con Ayuso que tendrá lugar en la sede del Gobierno regional para «ver alternativas» al estado de alarma ya en el horno de Moncloa.

«A las 22:15 horas de esta noche he quedado con el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, en hablar mañana. A primera hora nos reuniremos en la Comunidad de Madrid para ver alternativas. Nuestras zonas básicas estaban funcionando y pueden ser lo mejor», escribió Ayuso en sus redes sociales.

Ultimátum del Gobierno tras el revés judicial

Este pulso final se produce después de una guerra política entre ambos ejecutivos que dura semanas, sino meses, y que ha consumido muchas energías de los dirigentes públicos sin demostrar alguna eficacia para atajar la pandemia en Madrid (donde los contagios acumulados por cada 100.000 habitantes ofrecen una preocupante tasa de 563). 

Pretendía el Gobierno contener la expansión con la aplicación de una orden del Ministerio de Sanidad que restringe la movilidad en diez municipios de la Comunidad de Madrid, incluida la capital, pero este jueves se llevó un severo revés del Tribunal Superior de Justicia, que tumbó las medidas y que dejó en su resolución un recado al Ejecutivo:

«Resulta llamativo que ante el escenario sanitario descrito no se abordara una reforma de nuestro marco normativo más acorde con las confesadas necesidades de combatir eficazmente la pandemia del Covid-19». 

Estado de alarma a las puertas del puente del Pilar

Ocurrió todo ello a las puertas del puente del Pilar, un calendario preocupante para las autoridades por la movilidad que significa en tiempos de pandemia.

Se sucedieron los avisos para evitar la salida de hasta un millón y medio de madrileños de su región, pero el Gobierno acabó por determinar que no era momento de advertencias, sino de medidas drásticas.

Así que este viernes Sánchez reunirá de forma extraordinaria al Consejo de Ministros, sea para decretar de nuevo el estado de alarma, sea para leer la cartilla al gobierno de la Comunidad de Madrid con las restricciones.

La excepcionalidad que se preparaba cogió, una vez más, a piezas claves del Gobierno en fuera de juego, en particular al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, que horas antes de que Sánchez irrumpiera con el estado de alarma en el puño defendía la existencia de medidas alternativas para limitar la movilidad.