Inicio Actualidad Ultras y negacionistas del coronavirus generan graves altercados en Barcelona y Burgos

Ultras y negacionistas del coronavirus generan graves altercados en Barcelona y Burgos

Doce personas han sido detenidas, dos de ellas menores de edad, y 20 mossos d’esquadra han resultado heridos, ninguno de ellos de gravedad, en los violentos incidentes que se han registrado esta noche en el centro de Barcelona al término de una manifestación contra las nuevas restricciones para frenar la propagación de la pandemia de covid-19.

Según ha informado la policía catalana, durante los altercados han tenido que ser atendidas, además de los agentes heridos, otras siete personas por los servicios sanitarios y han sido saqueados dos establecimientos comerciales.

Además, han quedado inutilizadas dos furgonetas de las brigadas móviles (brimo), las fuerzas antidisturbios de los Mossos d’Esquadra, y otras han sufrido múltiples daños, así como tres vehículos de la policía catalana y un vehículo y una moto de la Guardia Urbana de Barcelona.

La plaza de Sant Jaume y sus alrededores han sido escenario esta noche de enfrentamientos protagonizados por grupos de personas que, tras una manifestación negacionista de la COVID-19, han quemado mobiliario urbano y han lanzado bengalas y vallas a los Mossos-

Los Mossos pidieron a los ciudadanos a través de las redes sociales que no se acercaran a la plaza Sant Jaume y a la zona de la catedral de Barcelona a causa de los «graves» incidentes protagonizados por grupos de personas que lanzaban piedras y queman mobiliario urbano.

Los altercados han comenzado tras una manifestación convocada en la plaza de Sant Jaume a través de las redes sociales contra las medidas aprobadas para poner freno a la pandemia de la COVID-19.

Unas 500 personas, según los Mossos d’Esquadra, se han reunido en la plaza para expresar su rechazo al toque de queda y a las medidas acordadas tanto por el Gobierno como por la Generalitat, que incluyen el confinamiento perimetral de Cataluña durante quince días y, además, de los municipios durante los fines de semana.

Al acabar la manifestación, grupos de personas, muchas de ellas encapuchadas y con el rostro oculto, han comenzado a lanzar bengalas y otros elementos pirotécnicos, así como vallas y multitud de objetos contundentes contra los Mossos, que han comenzado a dispersarles a golpe de porra.

Los violentos se han dispersado por las calles adyacentes, entre ellas la Via Laietana, donde han comenzado a quemar mobiliario urbano y hacer de nuevo lanzamientos masivos de objetos contra la policía.

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha señalado en un tuit respecto a los incidentes: «Ningún espacio ni concesión a los que buscan la desestabilización practicando la violencia extrema en un momento tan crítico en la lucha contra la covid-19».

Y ha advertido a continuación que «los Mossos investigarán y perseguirán a los que hoy han practicado la violencia extrema en Via Laietana y calles adyacentes».

Por otro lado, más de un centenar de personas protagonizaron graves disturbios en el barrio de Gamonal en Burgos con violentos enfrentamientos con la Policía, y lanzamiento de piedras y quema de contenedores.

Según han confirmado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, los disturbios han comenzado sobre las 22 horas de la noche, justo cuando comienza el toque de queda decretado en Castilla y León para contener la expansión del coronavirus.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, acaba de publicar en twitter: «lo que está ocurriendo esta noche en Burgos no aporta nada más que dolor y destrucción. La ira no nos sacará de aquí. Todo nuestro apoyo y respaldo a las fuerzas de seguridad».