Un amigo del cafre grabó las imágenes: Hospitalizados dos policías tras ser golpeados por un africano en el aeropuerto de Málaga

Aeropuerto de Málaga

Dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía destinados en el aeropuerto de Málaga han resultado heridos –ambos acabaron en el hospital– tras ser golpeados por un viajero que los acusó de racistas al apartarlo de la cola porque no encontraba la documentación. El presunto agresor fue detenido, al igual que un amigo de éste, que también habría insultado a los agentes y que se habría dedicado a grabar la escena con su teléfono móvil.

Los hechos sucedieron hace unos días en la terminal de salidas del aeródromo malagueño. Los dos policías heridos se encontraban en una de las cabinas donde se realiza el filtro para el control fronterizo de documentación de los viajeros, que se disponían a embarcar en un vuelo con destino a Inglaterra. Los pasajeros se encontraban haciendo cola para mostrar sus documentos y subirse al avión.

El incidente se produjo cuando les llegó el turno a los dos hombres que, a la postre, acabaron detenidos. Ambos, de origen africano y de nacionalidad inglesa, de 41 años, iban acompañados de una mujer y de cuatro niños. Justo cuando iban a pasar el filtro se pusieron a buscar la documentación, pero no la encontraban, por lo que los agentes les pidieron que se apartaran un momento de la fila para dejar pasar a los demás viajeros mientras localizaban su pasaporte.

Según fuentes cercanas al caso, uno de los hombres habría reaccionado insultando a los funcionarios, a los que supuestamente llamó «racistas», insistiendo en que ellos iban antes y, por tanto, debían pasar primero. Al parecer, llegó a repetir varias veces «puta policía». Precisamente él fue el primero en encontrar la documentación y cruzar el filtro, aunque no cesó de insultar a los agentes. Al salir de la garita para recriminarle su actitud, el agente tropezó con uno de los niños que los acompañaban, lo que encrespó aún más los ánimos.

El agresor ya está en la calle

El otro hombre, que aún seguía apartado de la fila porque no localizaba su pasaporte, sacó su móvil y comenzó a grabar la escena. Uno de los policías le pidió que dejara de filmar con su teléfono y que les entregara el terminal, a lo que se negó. Mientras, el otro agente, que había salido de la cabina, advertía al primero –el que ya había pasado el filtro– de que iba a ser denunciado por los insultos. Entonces, el individuo presuntamente se giró y tumbó de un puñetazo en la cara al funcionario, que no tuvo margen de reacción, recalcaron las fuentes consultadas.

Al caer, el policía se agarró a sus piernas y logró derribarlo. El hombre habría ofrecido una fuerte resistencia, propinando puñetazos y patadas desde el suelo, una de las cuales alcanzó al otro agente, que acudió en ayuda de su compañero para reducir al agresor. Entre ambos, consiguieron colocarle los grilletes para conducirlo a la comisaría. También fue detenido su acompañante, el que grababa con su móvil la escena y que, durante el incidente, también habría dirigido toda clase de insultos a los funcionarios. Ninguno de los dos pudo subirse a ese avión, ya que fueron puestos a disposición judicial. Quedaron en libertad con cargos.

Los dos policías resultaron heridos como consecuencia de la agresión. Uno de ellos sufrió un importante hematoma en un ojo, mientras que su compañero sufrió un aparatoso corte en una oreja. Ambos fueron trasladados a un centro hospitalario.

Fuente: Sur

Loading...