Un año con el mismo calzado ortopédico, aunque al niño le crezca el pie

Sanidad debate hoy con las comunidades el nuevo catálogo de prótesis financiables. Se amplía y se renueva pero también se duplica el tiempo de uso de algunos productos

El Ministerio de Sanidad renovará la cartera de servicios ortoprotésicos, el catálogo de productos de ortopedia (sillas de ruedas, férulas, calzado especial…) que financia el Estado, después de 22 años sin hacerlo. Es una buena noticia que estudia este miércoles el Consejo Interterritorial de Salud, el órgano en el que están representados todas las comunidades autónomas y el primero que preside la ministra Dolors Montserrat. Pero la actualización tiene también una letra pequeña que puede hacer la vida más complicada al 8,4 por ciento de personas con alguna discapacidad.

La Federación Española de Ortesistas Protesistas (Fedop) denuncia que se obligará a los usuarios a duplicar el tiempo de uso algunos productos financiables y pone ejemplos: las fajas lumbares ortopédicas que ahora se financian y cambian cada año, se renovarán solo cuando tengan dos años de uso; el calzado ortopédico infantil para niños con problemas en los pies, en lugar de a los seis meses se renovará al año aunque les crezca el pie, y para actualizar una férula de mano habrá que aguardar dos años en lugar de los seis meses actuales. «Llevar una faja diaria durante dos años es como obligar a una persona a llevar la misma ropa interior durante 24 meses», apunta Pedro Alonso, secretario general de Fedop.

Sin prótesis «inteligentes»

La prolongación obligada de la vida de las prótesis, no es lo único que preocupa a los protesistas. Si no cambia tras la discusión con las comunidades autónomas, los pacientes no podrán acceder a prótesis más sofisticadas aunque decidan pagar una parte de su bolsillo. Ahora una persona con una pierna amputada, a la que se le financia una prótesis básica puede comprar una prótesis inteligente si paga la diferencia en la ortopedia. Esta opción ya no será posible, según Fedop. «Solo se podrán adquirir los productos financiados en el catálogo que son casi siempre los más económicos y con menos prestaciones, salvo que el médico lo justifique», explica Alonso.

Llevar el último modelo en Ortopedia no es un capricho, es una mejora en la calidad de vida. La diferencia entre llevar una pierna artificial con un movimiento limitado a una articulación electrónica, puede ser la diferencia que permita a una persona seguir activo y trabajar, aseguran desde Fedop.

Los almohadones o cojines antiescaras también se reservarán solo para lesiones medulares, aunque muchas personas ancianas con problemas de movilidad puedan necesitarlo y sufrir llagas y escaras. «Es un texto de mínimos. Los usuarios recibirán una prestación inadecuada a sus necesidades y el sector se verá abocado a la recesión», teme Luis Gallego, presidente de la federación.

Hepatitis C y prestación de enfermería

Además del nuevo catálogo, los consejeros de sanidad de las comunidades autónomas debatirán la ampliación del tratamiento de la hepatitis C con nuevos antivirales y a enfermos en un estadío más precoz de la enfermedad.

La propuesta de universalizar el tratamiento, formulada por el Comité Técnico, fue aprobada en la Comisión Delegada el pasado 14 de junio, y la mayoría de comunidades consultadas por Efe tienen previsto apoyarla; de hecho, algunas ya lo han puesto en práctica.

Es el caso de la Comunidad Valenciana, que el pasado mes de marzo amplió los criterios de selección para el acceso al tratamiento antiviral de última generación a estadios iniciales de la enfermedad. También Madrid está ofreciendo el tratamiento a pacientes con fibrosis F0 y F1 bajo indicación médica desde hace varios meses.

Entre otros temas, el consejo también debatirá la situación de la prestación por parte del personal de enfermería y de los afectados por talidomida.

Loading...