Un centenar de personas reciben seguimiento médico tras la muerte de un hombre en Ávila por fiebre Crimea-Congo

3

Las autoridades sanitarias realizan el seguimiento de un centenar de personas que han tenido contacto directo con el hombre de 74 años que murió ayer en Ávila como consecuencia de la fiebre Crimea-Congo, tras participar el 24 de julio en una actividad cinegética en la localidad pacense de Helechosa de los Montes, informa Efe.

Allí sufrió la picadura de una garrapata que le ha costado la vida, según han confirmado hoy en rueda de prensa el delegado de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, y la jefa del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Sanidad, Sonia Tamames. Esta última ha explicado que en la actualidad se trabaja en la elaboración de un censo de todas aquellas personas que hayan tenido contacto con el fallecido «desde el momento en el que inició sus síntomas, que es cuando puede producirse la transmisión a sus contactos más directos».

Esos síntomas, según Tamames, comenzaron hace una semana, que fue cuando ingresó en el Complejo Asistencial de Ávila el fallecido, sobre cuya identidad no se han facilitado más datos que su edad por criterios de confidencialidad.

Respecto al censo que se está elaborando, la jefa del Servicio de Epidemiología ha confirmado que no está cerrado y que todas las personas que permanecen sometidas a seguimiento son de la provincia de Ávila, ya que las que pudieron estar expuestas en el entorno en el que se produjo en Extremadura están «fuera del periodo de riesgo», que es de dos semanas.

Asimismo, ha aclarado que en torno a dos terceras partes de dicho censo es personal sanitario del Complejo Asistencial de Ávila, que son «los que han participado en la asistencia a esta persona durante este tiempo». En este sentido, ha apuntado que las últimas personas que estuvieron en contacto con el fallecido, lo hicieron ayer, de ahí que «hasta que no transcurra el periodo de incubación -dos semanas-, y esperemos que nadie haya desarrollado la enfermedad, no se podrá cerrar este seguimiento».

Tamames también ha explicado que el centenar de personas que forma parte del censo al que se está realizando un seguimiento han sido divididas entre aquellas que tienen un «nivel de riesgo alto», en torno a la mitad, y «nivel de riesgo bajo», la otra mitad.

Desde la Junta se trabaja en el fomento de uso de «medidas preventivas» para evitar que las personas que salgan al campo puedan sufrir la picadura de una garrapata como utilizar ropa larga y uso de repelentes. Sin en alguna ocasión se adhiere al cuerpo una garrapata, lo aconsejable es que sea retirada por un profesional sanitario según la jefa del Servicio de Epidemiología, quien ha recordado cómo hace dos años también se produjo otro caso de estas características en la provincia de Ávila.

El varón de 74 años falleció durante la madrugada del miércoles, 8 de agosto, en el Complejo Asistencial de Ávila, como ha informado la Consejería de Sanidad a través de un comunicado recogido por Europa Press. Según relataron las mismas fuentes, en cuanto se estableció la sospecha se pusieron en marcha los protocolos de actuación y coordinación entre las autoridades sanitarias del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y las comunidades autónomas de Castilla y León y Extremadura.

Por su parte, las autoridades sanitarias extremeñas, a través de la Dirección General de Salud Pública y de la Dirección de Salud del Área de Don Benito-Villanueva de la Serena, han tomando las medidas oportunas para informar a la población y a sus profesionales sanitarios «y de esta manera evitar en la medida de lo posible nuevas infecciones».

Según aseguran las mismas fuentes, los servicios de epidemiología de ambas comunidades autónomas están en contacto permanente por si hubiera que establecer vigilancia de posibles contactos en Extremadura.

Crimea-Congo

La fiebre está causada por un virus cuyo mecanismo de transmisión principal es la picadura de la garrapata del género «Hyalomma», aunque se también puede contagiar a partir de un contacto con sangre o fluidos del enfermo, de forma asimilable a la transmisión de otras enfermedades más comunes en nuestro medio como la hepatitis B.

En cuanto a la prevención de las picaduras por garrapatas, las autoridades sanitarias recuerdan la importancia de usar ropa y calzado adecuados durante las salidas al campo, así como transitar por los caminos y utilizar repelentes tanto para las personas como para los animales de compañía. «Además deben retirarse lo antes posible y de forma adecuada las garrapatas que se puedan haber fijado, preferentemente por profesionales sanitarios», recomiendan desde la Consejería de Sanidad.