Inicio Actualidad Un cineasta ucraniano encarcelado en Rusia abandona su huelga de hambre de...

Un cineasta ucraniano encarcelado en Rusia abandona su huelga de hambre de 145 días

El cineasta ucraniano encarcelado en Rusia, Oleg Sentsov, ha anunciado este viernes que abandonará a partir de mañana la huelga de hambre que mantenía durante 145 días, ante la intención de los Servicios Penitenciarios de alimentarle por la fuerza por su estado de salud.

“Debido al estado crítico de mi salud, y los cambios patológicos que han empezado a sufrir mis órganos, (las autoridades) planean alimentarme por la fuerza. (…) En estas condiciones me veo obligado a abandonar la huelga de hambre a partir de mañana, 6 de octubre”, dice Sentsov en una carta publicada por “Nóvaya Gazeta”.

El cineasta añade que el argumento de las autoridades penitenciarias rusas es que ya no tiene capacidad de raciocinio para tomar decisiones.

Sin capacidad de decidir

“Supuestamente ya no puedo valorar de forma adecuada el estado de mi salud y el peligro que corre. La alimentación forzosa se llevará a cabo en el marco de las actuaciones para reanimar a un paciente para salvar su vida”, agrega el escrito.

Esta mañana, el director adjunto del Servicio Federal Penitenciario ruso, Valeri Maximenko, adelantó que el cineasta “ha abandonado la huelga de hambre, dejándolo por escrito”.

“También ha aceptado empezar a comer. Se están llevando a cabo consultas con los mejores nutricionistas de Moscú sobre la mejor manera de rehabilitarle. Se ha desarrollado una dieta especial para mejorar su estado de salud”, dijo Maximenko a la agencia TASS.

Sentsov recuerda que la huelga de hambre ha durado 145 días y agradece el apoyo de todos los que han estado a su lado.

“145 días de lucha, 20 kilos menos de peso y una salud dañada sin haber conseguido el objetivo. Doy las gracias a todos los que me han apoyado y pido perdón a los que he fallado. ¡Gloria a Ucrania!“, concluye la carta.

Liberación de presos

El cineasta, de 42 años y oriundo de Crimea, inició la huelga de hambre el 14 de mayo y, recientemente, se mostró “dispuesto a morir” en caso de que no se cumpla su principal exigencia: la liberación de todos los presos políticos ucranianos en territorio ruso, entre los que no se incluye a sí mismo.

Sentsov cumple una condena de 20 años de prisión por haber preparado presuntamente atentados terroristas en la península de Crimea, anexionada ilegalmente en 2014 por Rusia.

Su prima Natalia Kaplán reveló recientemente que el realizador vive por inercia y ha dejado un testamento para proteger los derechos de su obra porque “no cree en un final feliz” de su huelga de hambre.

También dijo que el estado de salud del cineasta, que sobrevivía únicamente merced a los complementos nutritivos que le suministraron en la cárcel, continuaba empeorándose.

El deterioro de la salud de Sentsov fue denunciado con anterioridad por su abogado, mientras las autoridades penitenciarias rusas y la Defensoría del Pueblo ruso han negado esas informaciones y afirmaron que el cineasta se encuentra en un estado “satisfactorio” y bajo constante revisión médica.

Estado delicado 

El responsable del Consejo de Derechos Humanos de la Presidencia de Rusia, Mijaíl Fedótov, confirmó con el Servicio Federal Penitenciario el abandono de la huelga de hambre, y reveló que Sentsov ha abordado este paso con sus abogados, según el periódico.

Fedótov subrayó que ahora es importante ayudar al cineasta a recuperarse tras casi cinco meses sin injerir nada sólido, porque “esto es muy peligroso para la salud humana”.

“Espero que los médicos que vigilan su estado tomen todas las medidas necesarias para asegurar que no haya ningún impacto negativo en su salud”, indicó.

Ucrania y Occidente consideran a Sentsov un preso político y cerca de un centenar de personas, entre personalidades del mundo de la cultura y dirigentes mundiales, han pedido a Rusia liberar al cineasta, que es candidato al Premio Sájarov de Libertad de Conciencia que entrega el Parlamento Europeo.

Sin embargo, el Kremlin ha declarado que para ser indultado o amnistiado el cineasta debe reconocerse culpable, cosa que nunca hizo, y pedir el indulto al presidente ruso, Vladímir Putin, algo que Sentsov tampoco acepta, y por ahora ha declinado las propuestas ucranianas sobre un canje.