Inicio Actualidad Un ‘cuckservative’ llamado Juan Jesús Vivas y la hipocresía del PP: denuncia...

Un ‘cuckservative’ llamado Juan Jesús Vivas y la hipocresía del PP: denuncia en Melilla lo que calla en Ceuta

Vivas y Casado

Carmen López.- Si alguien en su ceguera todavía tenía alguna duda sobre la mendacidad y la total perversión política y moral de los partidos del sistema, hoy se le tendría que caer la venda de los ojos. Los políticos de derecha e izquierda son la principal plaga bíblica que asola este desgraciado país y además están yendo mucho más lejos en la destrucción económica, política y moral de la nación española. A lo que se añade la destrucción de la más sólida estructura social que España ha tenido jamás basada en una amplia clase media que pasó del 24% en 1936 al 56% en 1975, que hoy ha caído al 43% y está siendo sustituida por una sociedad tercermundista dual. La mayoría de los dirigentes políticos españoles han demostrado que son personas sin principios ni valores a quienes solo importa el poder. Y con tal de mantenerlo no dudan en traicionar a sus votantes, a su Patria y a quien sea menester.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha considerado “especialmente grave” lo ocurrido en el pleno de constitución de la Asamblea de Melilla por la elección del único diputado de Ciudadanos (Cs) Eduardo de Castro como presidente de la Ciudad Autónoma con el apoyo de los ocho votos de Coalición por Melilla (CPM), los cuatro del PSOE y el único de su partido. “Se deja fuera a la parte defensora de una Melilla española y se la entrega a un partido que se ha destacado por no defender la españolidad de Melilla” ha dicho el secretario general del PP nacional en referencia a CPM, el partido de Mustafá Abercham compuesto mayoriyariamente por musulmanes.

No tendríamos nada que objetar a las aseveraciones de Egea salvo por el detalle de que en en Ceuta, el PP ha hecho exactamente lo mismo que en Melilla le reprocha a Ciudadanos. El ‘cuckservative’* Juan Jesús Vivas fue investido el sábado como presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta gracias a la abstención del PSOE. Vivas rechazó el apoyo de los seis diputados de Vox para no ofender a los musulmanes.

¿Es más patriota alcanzar la Presidencia de Melilla apoyándose en un partido musulmán que rechazar el apoyo de Vox en Ceuta y pactar con el PSOE para no tensar a los musulmanes? Que nos lo aclare Egea.

El 26 de mayo, una mujer vestida con un niqab, una prenda que solo permite ver los ojos, presidió una mesa electoral en un colegio del barrio ceutí musulmán de Hadú. Los apoderados de Vox acudieron en masa para quejarse mientras su líder, Santiago Abascal, les respaldaba escribiendo en Twitter: «Es intolerable que la Junta Electoral haya permitido esta situación bochornosa”. A petición de la mujer la policía desalojó a los apoderados, que dificultaban el normal desarrollo de las votaciones. En vez de apoyar a los representantes de Vox por denunciar la presencia de símbolos religiosos en los espacios públicos, primer capítulo del catecismo laicista, lo que hizo el cobarde de Vivas fue tomar partido contra Vox.

Resulta muy difícil justificar esta doble vara de medir del PP ni tan siquiera para los que ya están acostumbrados al relativismo moral del partido conservador. Pero alertar del peligro que tiene para Melilla la influencia de un partido musulmán y callar ante la cobardía de Vivas, que prefiere apoyarse en socialistas y en los musulmanes del Partido Caballa antes que en los seis representantes de Vox, constituye un ejercicio de filibusterismo que nos sorprendería si no conociéramos la trayectoria acomplejada y traicionera de estos ‘cuckservatives’ españoles.

*Cuckservative, un término peyorativo para gente de derecha o centro derecha que tolera ideas progresistas, es comúnmente usada por los simpatizantes de la derecha alternativa en los Estados Unidos.  Como neologismo​ formado de las palabras en inglés «cuckold» (cornudo) y «conservative» (conservador), este alcanzaría la atención de los medios en julio de 2015, unas semanas antes del primer debate primario republicano para las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016.