Inicio Actualidad Un día de Navidad sin ‘¡Qué bello es vivir!’

Un día de Navidad sin ‘¡Qué bello es vivir!’

Tan intrínsecamente unida a la Navidad como los turrones y el cava resulta la emisión del filme por excelencia de estas fechas: ‘¡Qué bello es vivir!’. Un clásico de Frank Capra sin caducidad que, no obstante, ningún canal estatal ni catalán emiten hoy y mañana. Así que la solución para los nostálgicos pasa por conectarse a youtube a la hora que uno guste (https://youtu.be/dOHuTghRmIM) y con pañuelos a mano.

La inolvidable película que protagonizó James Stewart en 1946 fue emitida a medianoche de ayer por La 2, pero hoy solo podrá verse en canales autonómicos o locales de Extremadura, Aragón y Madrid.

Lo singular del filme es que se estrenó sin mucho éxito de taquilla (y cinco nominaciones al Oscar), pero un error en la renovación de su copyright lo convirtió en película de difusión gratuita desde mitad de los años 70. Se inició entonces en EEUU su emisión varias veces al año, sobre todo en Navidad, con la sorpresa de una creciente audiencia que la erigió en obra de culto, hasta el punto de convertirse su visión en un ritual anual en medio mundo. Una singular situación legal que volvió a revertirse en los años 90.

La historia de ‘¡Qué bello es vivir!’ tan aparentemente ñoña como tristísima y emotiva, y una de las mejores películas de la historia del cine, apela a la bondad y solidaridad humana, exaltada en Navidad. Consiguió cinco nominaciones a los Oscar, pero no obtuvo ninguna estatuilla. Narra la historia del honrado George Bailey, que dirige un pequeño banco familiar y queda devastado por la misteriosa desaparición de una gran suma de dinero, que le supondría la quiebra. Decidido a suicidarse, le ocurre algo extraordinario cuando se le aparece un ángel y le concede el deseo de ver cómo habría sido la vida sin él.