Inicio Actualidad Un informe alerta de la ola represiva de la dictadura castrista en...

Un informe alerta de la ola represiva de la dictadura castrista en 2020: casi 1.800 detenciones arbitrarias – La Gaceta de la Iberosfera

La dictadura castrista realizó en 2020 casi 1.800 detenciones arbitrarias, según un informe del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, que alerta de una ola represiva similar a la que ya vivió en 2003 con la conocida como ‘Primavera Negra’.

La organización, opositora al Gobierno de Miguel Díaz-Canel, ha hecho balance de un año que califica como “nefasto”. “El Estado cubano no solamente sigue funcionando al margen de los Derechos Humanos, sino contra estos, incluso de aquellos que establecieron en su propia Constitución”, ha lamentado.

En este sentido, ha denunciado que el ascenso de Díaz-Canel en 2018, en sustitución de Raúl Castro, “no ha supuesto una mejoría en casi ningún aspecto para la vida de los cubanos”, hasta el punto de que han aumentado las prohibiciones y las limitaciones de derechos y libertades.

En 2020, el Observatorio ha confirmado 1.798 detenciones arbitrarias, de las cuales habría habido violencia por parte de las autoridades en al menos 216. Además, las retenciones forzadas de activistas en sus propios domicilios aumentaron a 1.647.

La organización ha advertido de la expansiva capacidad represiva del régimen, que ha alcanzado también a sectores como la cultura y el periodismo, “víctimas del ensañamiento policial y de las terminales mediáticas del régimen”. Todo ello en un contexto marcado por el empobrecimiento y el deterioro de las condiciones de vida de los ciudadanos, ha añadido.

El Observatorio ha negado que el recorte de derechos se pueda atribuir solo a la coyuntura económica, en la medida en que la atribuye “al fracaso total de un sistema que prometió tácitamente derechos sociales a cambio de libertades políticas y que ahora ha dejado a once millones de cubanos sin una cosa y sin la otra”.

Es preciso señalar que el OCDH, que elabora sus propios sondeos, estima que dos de cada tres cubanos viven con menos de 1,11 dólares al día.