Inicio Actualidad Un juez condena a Salut por el suicidio de un joven de...

Un juez condena a Salut por el suicidio de un joven de 19 años

El Servei Català de la Salut deberá pagar una indemnización de más de 135.000 euros al padre de un joven de 19 años que se suicidó tras ir a urgencias psiquiátricas del hospital Santa Caterina de Salt (Girona).

Según recoge la sentencia dictada por el Juzgado contencioso administrativo 2 de Girona, los profesionales que le atendieron «obviaron» los antecedentes del paciente, diagnosticado con una enfermedad mental y que ya se había intentado suicidarse en anteriores ocasiones, y le dieron el alta. Pocos días después, el 4 de abril del 2010, se suicidó. La sentencia subraya que habría sido más «correcto y prudente» un internamiento psiquiátrico, tal como pidió el padre a los profesionales que lo atendieron.

El abogado del padre del joven, Benet Salellas, llevó el caso a los tribunales porque consideraba que el suicidio del joven fue «resultado de una desatención médica flagrante» por parte del Institut d’Assistència Sanitària (IAS). El letrado argumentaba que el joven tenía un largo historial psiquiátrico, estaba diagnosticado de un trastorno límite de la personalidad y había intentado suicidarse hasta en cuatro ocasiones en un año.

Súplicas de la familia

«A pesar de las advertencias y las súplicas de su familia -y concretamente del padre, médico de profesión- para que se procediera al internamiento, la última vez que había sido ingresado al servicio de urgencias, se desatendieron», afirmaba el abogado del padre.

El último ingreso al servicio de urgencias de psiquiatría del Parc Hospitalari Martí i Julià fue el 10 de marzo del 2010 y al día siguiente le dieron el alta. «El quinto intento de suicidio, solo 24 días después, resultó trágicamente exitoso», indica el abogado.

El padre encontró muerto a su hijo en el domicilio familiar el 4 de abril del 2010. Entonces interpuso una reclamación patrimonial al IAS por la supuesta mala praxis operada a su hijo pero el organismo sanitario la desestimó por silencio administrativo. Entonces, el abogado interpuso un recurso contencioso administrativo reclamando una indemnización de 353.182.99 euros. El juzgado le dio la razón  y cifra la indemnización (que deberán afrontar el CatSalut y la aseguradora Zurich) en 135.214,31 euros. La sentencia no es firme y se puede recurrir al TSJC.