Un millón de euros para 40 pedanías de la provincia de Zaragoza

La DPZ duplica la cuantía de este fondo, del que se beneficiarán los barrios rurales de 25 municipios

La Diputación de Zaragoza ha convocado una nueva edición de su plan de ayudas a los barrios rurales de la provincia, que este año casi duplica su cuantía total al pasar de 555.000 euros a un millón de euros. Estas subvenciones beneficiarán a un total de 40 barrios rurales de 25 municipios distintos y se distribuirán según la población, siguiendo así un criterio totalmente objetivo y transparente. Este millón de euros no incluye las ayudas a los barrios rurales de Zaragoza capital, que se rigen por un convenio aparte.

A los efectos de este plan, la DPZ considera barrios rurales a aquellos núcleos de población separados del casco urbano principal de su municipio que figuran en la encuesta de infraestructuras y equipamientos locales y que, por sus características poblacionales, estructura de las viviendas, antecedentes históricos y manifestaciones de una peculiar idiosincrasia, pueden ser objeto de un tratamiento diferenciado y específico.

Hasta el año 2015, cada uno de los 40 barrios rurales que podían acogerse a estas subvenciones recibía una cantidad fija. Sin embargo, el año pasado el actual equipo de gobierno de la Diputación de Zaragoza introdujo la novedad de que el importe máximo que puede recibir cada ayuntamiento depende de la población de sus núcleos dispersos.

En esta nueva convocatoria se mantiene ese mismo criterio objetivo y transparente, pero prácticamente se ha duplicado la cuantía del plan, de forma que por cada barrio rural los consistorios beneficiarios recibirán una cantidad fija (10.000 euros) y otra variable que dependerá de su número de habitantes (120,16 euros por cada vecino empadronado). Por tanto, las subvenciones concedidas oscilarán entre los 10.000 euros que podrá recibir Murillo de Gállego por el núcleo de Morán y los 90.507 euros que podrán otorgarse a Ejea de los Caballeros por el barrio rural de Pinsoro.

No obstante, esa distribución de los fondos sirve para determinar la asignación total que se concederá a cada ayuntamiento. Luego sus responsables decidirán a qué actuaciones destinan la subvención y cuáles son los barrios rurales en los que es más prioritario hacer inversiones.

Con las ayudas concedidas se podrán acometer obras de pavimentación de calles, alcantarillado, abastecimiento de agua potable, alumbrado público, parques y jardines, instalaciones de ocupación de tiempo libre, caminos vecinales, gestión del patrimonio, cementerios, acceso a núcleos de población, recursos hidráulicos, equipamientos culturales, instalaciones deportivas y recogida, gestión y tratamiento de residuos sólidos urbanos.

Los 25 municipios y los 40 barrios rurales que pueden acogerse al plan son Ardisa (Casas de Esper), Bárboles (Oitura), Belmonte de Gracián (Viver de Vicor), Biota (Malpica de Arba), Calatayud (Embid de la Ribera, Torres y Huérmeda), Ejea de los Caballeros (Bardenas, El Bayo, Farasdués, Pinsoro, Rivas, El Sabinar, Santa Anastasia y Valareña), El Frasno (Aluenda, Inogés y Pietas), Fuentes de Ebro (Rodén), La Joyosa (Marlofa), Lucena de Jalón (Berbedel), Luna (Lacorvilla, Monreal de Ariza (Granja de San Pedro), Monterde (Llumes), Morés (Purroy), Murillo de Gállego (Concilio y Morán), Navardún (Gordún), Los Pintanos (Pintano), Sádaba (Alera), Salvatierra de Esca (Lorbés), Santa Eulalia de Gállego (Sierra de Estronad), Sestrica (Viver de la Sierra), Sigüés (Asso-Veral), Sos del Rey Católico (Campo Real), Tarazona (Cunchillos, Tórtoles y Torres de Montecierzo) y Tauste (Sancho Abarca y Santa Engracia).

Loading...