Inicio Actualidad Un nuevo fondo buitre apuesta a la baja en DIA sobre un...

Un nuevo fondo buitre apuesta a la baja en DIA sobre un 0,5% del capital

El fondo buitre Squarepoint Ops LLC ha aflorado este jueves una participación en cortos en Supermercados DIA sobre el 0,5% del capital, más de tres millones de acciones en total. De esta forma, un nuevo ‘hegde fund’ se une a la larga lista de fondos especuladores que apuestan a que la acción de DIA va a caer todavía más debido a su difícil posición financiera.

Según ha comunicado este fondo a la CNMV este jueves, su posición en cortos es del 0,51%, lo que eleva el total de las posiciones cortas de la compañía hasta el 19,2% del total. El récord se produjo en julio pasado cuando llegó a alcanzar el 24% del capital.

Squarepoint es un fondo buitre con base en Estados Unidos que ya utilizó la misma estrategia en España para atacar a Pescanova en junio de 2017, cuando la empresa gallega estaba en plenos problemas financieros.

Ahora repite la misma jugada en DIA y se une a otros nueve fondos que tienen declaradas posiciones cortas en este valor por encima del 0,5%, como AQR y Darsana Capital.

OPA

El movimiento de este fondo se produce en medio de constantes movimientos accionariales al calor de la posible OPA que podría lanzar el millonario ruso Mikhail Fridman, que ya controla el 29% de la empresa, y del interés de Amazon.

Pese a esa supuesta OPA y al interés de Amazon, lo que podría anticipar una guerra de precios, este fondo apuesta a que la acción de DIA seguirá bajando. Este jueves ha perdido un 1,48% en Bolsa, hasta los 1,99 euros por acción por lo que ya ha perdido en Bolsa en lo que llevamos de año algo más de un 50%.

Al apostar a la baja en estos momentos, a dos euros por título, según explican fuentes del mercado el fondo apuesta a que la acción bajará a menos de 1,80 euros, momento en el que empezará a ganar dinero.

La compañía está sufriendo en estos momentos por la caída de la facturación por la depreciación de las monedas argentina y brasileña y por el pero comportamiento de las ventas en España, -3% en el primer semestre del año. El beneficio también ha sufrido al caer hasta los 66 millones, frente a los 106 millones en el primer semestre del 2017.

A eso se unen los problemas de deuda, que a corto plazo ascienden a 1.200 millones de euros. Una deuda que sería mayor si contabilizara las reformas en las tiendas, que asumen los franquiciados.