Inicio Actualidad Un profesor del IE exige explicaciones sobre el fichaje de la mujer...

Un profesor del IE exige explicaciones sobre el fichaje de la mujer de Pedro Sánchez

Un ex alumno y profesor asociado del Instituto de Empresa (IE Business School), José B. Berenguer Fröhner, ha pedido a los responsables de la prestigiosa escuela de negocios, en una carta pública, que den explicaciones y aclaren todas las dudas que existen sobre el fichaje de la mujer del presidente Pedro Sánchez, Begoña Gómez, un centro de estudios sobre África de nueva creación.

Berenguer Fröhner es profesor asociado del IE Business School desde 2008 y tiene una amplia experiencia en la creación y gestión de empresas. En su misiva, reclama que se aclare qué proceso de selección se ha llevado a cabo para ocupar este cargo, y qué méritos aporta Begoña Gómez, que no puedan acreditar otros aspirantes.

También se pregunta cómo va a afectar al prestigio de la institución el fichaje de la mujer del presidente, en un nuevo cargo creado ad hoc para ella, y si este procedimiento encaja con los valores como “la libre competencia, la experiencia empresarial y la transparencia corporativa” que ha defendido tradicionalmente el Instituto de Empresa. A continuación, OKDIARIO reproduce íntegramente la carta del profesor José B. Berenguer Fröhner:

“Estimado presidente: Como ex alumno y profesor asociado del Instituto de Empresa me gustaría, lejos de las acusaciones fáciles, aclarar algunas dudas con respecto a la contratación de la señora Begoña Gómez, esposa del Presidente del Gobierno.

1. ¿Está justificado crear una institución, un departamento etc. a partir del nombramiento de su responsable, cuando lo normal y lógico es, al revés?

2. No hay duda de que Begoña Gómez “encaja” –es el término utilizado- en el puesto por su formación y experiencia. Pero la cuestión que, en mi opinión, aviva el debate es otra: ¿Qué méritos asisten a la Sra. Gómez para su elección para un puesto creado ad hoc que no puedan defender otros candidatos?

3. ¿Cree válida la razón –cualquiera que sea- esgrimida por Sra. Gómez, si es que la expuso, en la entrevista de trabajo, si es que la hubo, para su incorporación a un trabajo que se supone exigente cuando ella misma pidió una excedencia en su trabajo anterior para poder dedicarse de lleno a la tarea de primera dama y no entrar en conflicto de intereses?

4. ¿Cree que resulta estético que el Instituto de Empresa, en el que hemos aprendido y predicado valores como la libre competencia, la excelencia empresarial y la transparencia corporativa, contrate

a) sin un criterio abierto a otros c.v.

b) sin exigencias plasmadas en una oferta de trabajo y

c) sin un proceso documentado de cara a la prensa

a una persona que convive con el máximo administrador de los dineros públicos?

Evidentemente, si el IE no recibiera subvención pública alguna para su Fundación, estaría dispensado de dar explicaciones. Pero es que no se discute lo que el IE hace con sus recursos propios derivados del negocio de formación superior, ni los objetivos de su Fundación, sino cómo coinciden intereses empresariales con fondos derivados de los contribuyentes.

5. ¿Cree la Fundación que África tendrá beneficios reseñables por el hecho de contratar a la esposa del presidente del Gobierno? Si así fuere, puede que las derivadas éticas quedasen en un segundo plano, porque el noble objetivo de dar impulsos a la formación y la gestión de ONGs en África es ampliamente compartido por la sociedad.

6. ¿Cree el Consejo del Instituto de Empresa que este nombramiento aportará prestigio o beneficios intangibles, más allá de subvenciones, a la institución?

7.  ¿Cree el IE que todos sus alumnos, docentes y posgraduados aplauden esta decisión o no iban a expresar una mínima duda sobre este nombramiento?

8. ¿Hay alguna razón para hacer público este nombramiento justo al comienzo del período vacacional?

En definitiva: ¿se ha hecho un balance documentado de beneficios económicos y sociales y otros objetivos para África y sus ONG, para el IE y para su Fundación, o nos hemos dejado llevar “por el momento”?

Creo que aclarar públicamente estos asuntos facilitaría la comprensión de la decisión del IE. O, en caso de que las preguntas no se hayan hecho internamente de modo crítico, creo que sería bueno definir las limitaciones temporales y retributivas del puesto, para evitar suspicacias. En defensa, en definitiva, del valor del mérito gestional y emprendedor, que figuran como lemas en tantos lugares de la web corportativa y que que creo justamente nos debe caracterizar.

Envío esta carta sin ánimo de polemizar, sino de aclarar lo que creo ha sido una estrategia equivocada –no sólo por la contratación, que puede o no ser acertada, como por la forma de venderla “a la defensiva”, cuando era previsible la lluvia de críticas, máxime después de la ola de contrataciones del Sr. Pedro Sánchez, en el Gobierno de España, de personas cuya escasa capacidad gestional quedó ya demostrada en anteriores legislaturas.

Por ello, me gustaría recibir una respuesta razonada que no aboque a intereses de cierre de filas corporativo o gremialismo, sino que atienda al espíritu de avanzar desde la autocrítica en el fomento de la educación y las relaciones internacionales.

Un afectuoso saludo,

José B. Berenguer Fröhner

Dipl.-Ing (TH) MBA”