Inicio Actualidad Un Rey de España en el embrión de La Habana

Un Rey de España en el embrión de La Habana

El Templete de La Habana conmemora el lugar exacto donde hace exactamente 500 años se celebró la primera Santa Misa y el primer consejo municipal de San Cristóbal de La Habana, humilde enclave que estaría destinado a convertirse con el tiempo en una de las grandes ciudades que el impulso colonizador español construiría en América y a joya española del Nuevo Mundo. Medio milenio después un descendiente de los monarcas que impulsaron aquella gesta civilizadora está presente en ese mismo punto formando parte de las celebraciones que el régimen cubano ha organizado para marcar la ocasión y, de paso, hacerse pasar por una república iberoamericana en una campaña de márketing político que tendrá su culminación este mismo sábado, cuando los Reyes ya hayan regresado a España. En el relanzamiento de su imagen internacional que el castrismo está llevando el régimen cubano está contando con la inestimable ayuda del Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, que demostró desde su visita a Cuba en noviembre del año pasado un interés personal en que se produjera la visita de los Reyes. Una ayuda especialmente bienvenida habida cuenta de los estragos que la restitución de la Ley Helms Burton que penaliza a empresas que cooperen con el régimen y que ha sido puesta en marcha por la Administración Trump, está provocando en la isla.

Será muy cerca de allí, al otro lado de la Plaza de Armas, en el Palacio de los Capitanes Generales, donde Felipe VI recibirá la «Giraldilla» símbolo de la ciudad. Y un poco más tarde, a las 12:30 hora local (20:30 hora española) tendrá lugar en el Gran Teatro García Alonso la recepción a la colectividad española de Cuba, la tercera más grande del mundo fuera de nuestras fronteras solo precedida por Argentina y Venezuela. El Rey pronunciará el primero de sus discursos en Cuba en esta ocasión ya que en la cena que ofreció Díaz-Canel a los Reyes la noche del martes no hubo palabras de ninguno de los jefes de Estado. Otro plato fuerte de la jornada será la recepción será el encuentro-almuerzo del Rey con empresarios españoles que tendrá lugar en la nueva residencia del embajador de España en Cuba.