Inicio Actualidad Un sacristán muerto y un sacerdote herido en un presunto ataque yihadista...

Un sacristán muerto y un sacerdote herido en un presunto ataque yihadista contra dos iglesias de Algeciras

El individuo, que ya ha sido detenido, ha asaltado ambos templos religiosos con un machete al grito de «¡Muerte a los cristianos!».

Un sacristán ha fallecido y otras cuatro personas, entre ellas un sacerdote, han resultado heridas esta tarde en el ataque perpetrado con un machete de grandes dimensiones por un hombre de origen magrebí a varias iglesias de Algeciras (Cádiz).

El atacante, que ha sido detenido, se dirigió primero a la Parroquia de San Isidro, irrumpió en ella y, al grito de «¡Alá es grande!» y «¡Muerte a los cristianos!», apuñaló al sacerdote Antonio Rodríguez, que ha resultado herido de gravedad y está ingresado en el hospital Punta de Europa en estado estable.

El hombre se dirigió después -según han precisado fuentes de la Policía Local- hasta la Iglesia de Nuestra Señora de La Palma y siguió su ataque. El sacristán, Diego Valencia, murió en el exterior de la Iglesia, en la céntrica Plaza Alta de Algeciras, a consecuencia de las heridas recibidas. Otras tres personas han resultado heridas, aunque de momento se desconoce su estado.

Después, supuestamente el mismo asaltante se dirigió a la Capilla de Europa, un templo ubicado frente al anterior y aporreó la puerta, pero como la iglesia estaba cerrada, se marchó. La Policía Local le detuvo finalmente en las inmediaciones de la Plaza Alta.

Según han indicado a EFE fuentes próximas a la investigación, que no descartan que se trate de un lobo solitario y, en consecuencia, de un ataque con fines yihadistas, el detenido es Yasin Kanza, de nacionalidad marroquí y de unos 40 años. Las mismas fuentes han indicado a EFE que en el momento de los hechos el supuesto autor vestía una chilaba negra, símbolo de que su intención no era inmolarse, ya que de querer hacerlo vestiría de blanco.

El alcalde de la ciudad, José Ignacio Landaluce, ha decretado un día de luto oficial y ha convocado una concentración de repulsa a las doce del mediodía a las puertas del templo mayor de la ciudad. “Estamos todos consternados ante estos hechos, que nos han llenado de dolor. Algeciras siempre ha sido una ciudad en la que reina la concordia y la tolerancia, a pesar de que situaciones como ésta hagan que se ofrezca una imagen que no es la que se corresponde con la realidad», ha dicho el alcalde. Además ha destacado la «absoluta coordinación» mostrada desde el primer segundo por los efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, quienes detuvieron al presunto autor.

El Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, en funciones de guardia, ha abierto diligencias por este ataque, que según ha confirmado la Fiscalía es «presuntamente terrorista», aunque el Ministerio del Interior no se pronuncia sobre la naturaleza del asalto. La subdelegación del Gobierno en Cádiz ha indicado que la Policía Nacional está investigando los hechos y que por el momento no es posible determinar las motivaciones.

La Conferencia Episcopal expresa su dolor

El secretario general de la Conferencia Episcopal y Obispo auxiliar de Toledo, Francisco García Magán, ha expresado su pésame y «dolor» por el fallecimiento de un sacristán en la Iglesia de San Isidro de Algeciras (Cádiz) tras un ataque que ha dejado también otros cuatro heridos.

«Con dolor he recibido la noticia de los acontecimientos en Algeciras. En estos momentos tristes de sufrimiento, nos unimos al dolor de la familia de las víctimas y de la diócesis gaditana y pedimos al Dios de la vida y de la paz, por la pronta recuperación de los heridos», ha escrito García Magán.

La Comunidad Islámica condena el ataque «cruel y mezquino»

La Comunidad Islámica de la Mezquita Ishbilia de Sevilla ha expresado esta noche su condena al «cruel y mezquino» ataque ocurrido en Algeciras. «Estos actos condenables están lejos de nuestra religión y de la comunidad musulmana que siempre ha sigo ejemplo de convivencia y encuentro», indica en un comunicado.

Añade que «estos actos criminales empañan la convivencia que históricamente disfruta nuestra sociedad algecireña». En el comunicado la comunidad lamenta la muerte del sacristán de la Parroquia de la Palma, y envía sus condolencias a su familia y sus deseos de pronta recuperación para los heridos.

La política transmite su pésame

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado sus «sinceras condolencias» a los familiares del sacristán fallecido en el «terrible ataque de Algeciras». «Deseo una pronta recuperación a los heridos. Todo nuestro apoyo al trabajo que están llevando a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», ha agregado.

Los líderes de PP, Vox y Ciudadanos han expresado este miércoles su consternación y pésame por el ataque con arma blanca en varias iglesias de Algeciras (Cádiz), en el que ha muerto un sacristán y han resultado heridas otras cuatro personas.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha expresado su consternación «por los ataques» y ha trasladado su pésame «a la familia del sacristán fallecido, así como sus deseos «de pronta recuperación a los heridos».

El presidente de Andalucía, Juanmma Moreno, ha calificado el asalto de «terrible y desgarrador» y lo ha condenado, al tiempo que ha pedido «prudencia», ya que se están investigando los hechos. «La intolerancia nunca tendrá cabida en nuestra sociedad», ha zanjado.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha expresado su más sentido pésame a familiares y allegados de la víctima y ha añadido: «Unos les abren las puertas, otros los financian y el pueblo los sufre. No podemos tolerar que el islamismo avance en nuestro suelo».

En la misma línea, el secretario general de Vox, Ignacio Garriga, ha considerado que «el Islamismo amenaza nuestra civilización y campa a sus anchas en nuestras calles» y recuerda que, si bien «hoy se cobra la vida de un sacristán», hace unos años «lo hizo de mujeres y niños en Barcelona y Tarragona». «Hay que combatirlos», ha agregado el dirigente de Vox.

La líder de Cs, Inés Arrimadas, ha sostenido que «un fanático indeseable ha matado a un sacristán y herido a varias personas más en iglesias de Algeciras» y que «la barbarie» ha actuado «contra una sociedad libre».

Publicidad