Una colegio de Mataró (Barcelona) implanta un menú único musulmán

“Toda la carne será halal [permitida por el islam] y cuando haya carne de cerdo se sustituirá por otra carne halal”. Con esta nota a pie de página hacía público hace unos días el menú del comedor de este nuevo curso la Escuela Rocafonda de Mataró, ubicada en el barrio con este mismo nombre, el que más inmigrantes -en porcentaje, un 33,46%- acoge en la ciudad.

A dicho menú tuvieron acceso los padres y madres del centro antes del pasado viernes, cuando dio lugar la reunión del comedor propia del inicio de curso. “A la reunión fuimos con la foto del menú [a la que accedieron mediante el Facebook y la web e la escuela] en el móvil. Yo, como otras madres, nos quejamos de que no entendíamos por qué nuestros hijos tenían que dejar de comer carne de cerdo. Allí nos dieron a entender que este año sólo habría una posibilidad de menú, la que contenía carne halal”, explica Eva Colomer, madre de dos alumnas de la Escuela Rocafonda.

Ahora, sin embargo, ese menú ya no existe, y tanto en la web de la escuela como en su Facebook aparece otro menú rectificado -“debido al malentendido”, explica el colegio- con dos opciones: una “con carne halal” y otra sin; opciones que confirma el Departament d’Ensenyament de la Generalitat.

“Estas dos opciones son las que hemos mantenido siempre”, explica la directora de la escuela, Roser Major, que asegura no saber nada del primer menú que se hizo público y especifica que el servicio de comedor lo coordina la Asociación de Familias de Alumnos (AFA).

El secretario de la AFA, Raúl Caravaca, ratifica que “desde el primer momento ha habido intención de mantener las dos opciones de menú. Puede que hubiera un malentendido por la forma de expresarlo, pero nunca hemos pensado en obligar a ningún niño a comer carne halal. Lo que ocurre es que tres o cuatro madres que no hacen nada por mejorar la escuela, en vez de hablar con la AFA o con la dirección del centro, se han dirigido directamente al partido racista Plataforma per Catalunya y ellos han intentado sacar rédito político intentando destrozar la imagen del colegio”.

“Apariencia de comida ecológica”

Anna, otra madre de alumnos del centro, puntualiza que, en la reunión del pasado viernes, a ella sí que le aseguraron que, pese al malentendido, “este año también habría opción de menú con carne de cerdo, pero me dijeron que lo habían escrito de esa manera para no tener que dar toda la explicación”.

Aún así, Anna comparte la opinión de Eva Colomer, otra de las “aproximadamente 20 madres críticas” -según Eva- con el antiguo menú: “Nos vendieron que el menú iba a ser ecológico, pero esa apariencia de comida ecológica se convirtió con que nos encontramos un menú para niños musulmanes, ya que contenía cuscús, falafel, fajol, cúrcuma o tabulé, y mis hijos no saben ni qué es todo eso”. En el nuevo menú, sin embargo, algunos alimentos como el cuscús, el tabulé o la cúrcuma han desaparecido o menguado a raíz de las quejas de las madres.

“Este cambio no se ha dado porque fuera comida marroquí, como dicen esas madres, sino porque no queremos ningún conflicto y se ha hablado que los niños no están acostumbrados a ese tipo de comida, por lo que se introducirán los cambios paulatinamente”, comenta el secretario de la AFA, quien puntualiza que “el verdadero problema que tenemos es que hay muchos niños becados, y como las becas no cubren los 5 días de la semana nosotros intententamos que esos niños coman bien”.

Eli, otra madre afectada, reitera junto a Vanesa, madre de un alumno de Rocafonda, que “yo también había entendido que sólo habría una opción de menú únicamente con carne halal”, y sostiene que “la nueva opción tampoco me gusta porque hay un exceso de verduras y carencia de carne. Yo entiendo las costumbres de cada uno y veo perfecto que los niños musulmanes puedan tener su propia comida, pero en el menú, comida mediterránea, poca”. Eli, junto a otras madres, ha puesto una reclamación en la recepción del colegio, y dice que el próximo día 25 habrá una reunión para debatir sobre el tema.

“Podrán escoger”

El concejal de Educación de Mataró, Miquel Àngel Vadell, dice haber hablado con la AFA y que ésta le aseguró que las familias podrían escoger “entre dos tipos de menús”. Vadell hace hincapié en que la empresa que gestiona el catering del comedor escolar, que ha cambiado recientemente después de 8 años, “fue votada por mayoría en asamblea por las propias familias, por lo que no ha mediado imposición alguna”.

Esta polémica llega un año después de que el mismo barrio de Mataró viviera la controversia por una paella popular con cerdo y alcohol -algo que rememoran las madres entrevistadas-, sobre la que los vecinos de Rocafonda propuso sustituir los ingredientes para “incluir” a la comunidad musulmana pero la organización se negó.

Por su parte, la Federació d’Associacions de Mares i Pares d’Alumnes de Catalunya (FaPaC) argumenta que no conocen ningún caso de escuela catalana donde se haya implantado como opción única un menú apto para niños musulmanes.

Fuente: El Periódico

Loading...