Una joven inglesa que apuñaló a su novio borracha y drogada evitará la cárcel al considerar el juez que “es una estudiante extraordinaria”

Lavinia Woodward, en una imagen en redes sociales

Lavinia Woodward, en una imagen en redes sociales

Una estudiante de la Universidad de Oxford que apuñaló a su novio podría librarse de la cárcel porque el juez considera que la pena perjudica su prometedora carrera como cirujana. Lavinia Woodward, de 24 años, una aspirante a cirujana cardíaca conoció a la víctima, un graduado de Cambridge, gracias a la aplicación para encontrar pareja llamada Tinder.

En uno de sus encuentros, el pasado septiembre, tras consumir varias bebidas y drogas en Oxford, Lavinia Woodward perdió el control y empezó a agredir a su pareja. Todo ellos porque el joven le había contado a la madre de su novia que su pareja era adicta a las drogas. Concretamente, la aspirante a cirujana apuñaló a su novio con un cuchillo para el pan en una pierna, le golpeó con un bote de mermelada en la cabeza, le pegó un puñetazo y le lanzó el ordenador portátil.

Woodward admitió lo ocurrido al juez Ian Pringle y reconoció ser adicta a las drogas. La sorpresa llegó cuando éste, lejos de juzgarla por un delito que normalmente sería penado con prisión, demoró la sentencia cuatro meses e insinuó que la joven no sería encarcelada. «Me parece que si se trata de un hecho aislado, algo que ha pasado una sola vez, podemos hacer una excepción para evitar que esta joven sea capaz de cumplir su deseo de terminar su carrera y ejercer en la profesión», afirma el juez. Pringle alegó entre los motivos de esta polémica decisión que la estudiante «es muy brillante» y que ha llegado a publicar artículos en revistas médicas.

Según «The Independent», el abogado de la joven ha justificado su defensa en que si entraba en prisión no podría continuar sus estudios de medicina ni arrancar su carrera profesional. Además, ha insistido en que la joven había sido víctima de abusos sexuales por parte de un exnovio.

Fuente: ABC

Loading...