Inicio Actualidad Una joven yazidí prisionera del Isis cuenta que la violaron a diario...

Una joven yazidí prisionera del Isis cuenta que la violaron a diario durante seis meses

El Isis mantuvo cautiva a Ekhlas. (BBC)

El Isis mantuvo cautiva a Ekhlas. (BBC)

Anthony Pearce.- Una joven yazidí que escapó del Estado Islámico, más conocido como Isis, contó que su secuestrador la violó a diario durante seis meses.

Ekhlas, quien tenía 14 años cuando la hicieron prisionera, trató de escapar de los yihadistas en el norte de Irak para subir a las montañas Sinjar, pero fue capturada y mantenida como esclava sexual.

En 2014, el Isis centró su atención en los yazidis, un grupo étnico kurdo que catalogaban como “devotos del diablo”.

En aquel momento se informó que hasta 40.000 personas se refugiaron en la montaña ya que los combatientes del Isis empezaron a asesinar a los hombres y a capturar a las mujeres y niños de la región.

“Me violó todos los días durante seis meses. Traté de matarme”, le reveló Ekhlas a la BBC. “Me eligió por sorteo entre 150 jóvenes”.

“Era tan feo como una bestia, tenía el cabello largo. Olía mal. Estaba tan asustada que no podía mirarlo”, comentó.

Ekhlas contó cómo logró escapar mientras su secuestrador estaba en combate.

De allí la llevaron a un campo de refugiados, pero ahora vive en un hospital psiquiátrico en Alemania, donde recibe terapia y educación. Reveló que espera convertirse en una abogada.

En el vídeo, Ekhlas comentó que es incapaz de llorar por el abuso del que fue víctima porque “se quedó sin lágrimas”.

En agosto de 2014, el Isis llevó a cabo la masacre de Sinjar en la región, en la que murieron casi 5.000 personas y otras 50.000 fueron desplazadas.

Desde entonces se han escuchado historias horribles sobre la brutalidad cometida, una especie de genocidio contra el grupo.

Vian Dakhil, un prominente político yazidí en Irak, que ha sacado a la luz muchas atrocidades, habló recientemente sobre la tortura, la violación infantil y el canibalismo del que han sido víctimas los miembros de esa minoría religiosa.

Muchas de las historias han llegado tras la revelación de que una joven alemana de 16 años, quien huyó de su casa para unirse al Estado Islámico, más conocido como Isis, ha dicho que quiere regresar a casa.

Linda Wenzel, quien desapareció de Pulsnitz cerca de Dresde el 1 de julio del año pasado, fue detenida en Irak junto con otras seguidoras del grupo después de la Batalla de Mosul, la que obligó al Isis a abandonar la antigua ciudad.

La joven fue encontrada junto con otras 20 seguidoras del Isis de Rusia, Turquía, Canadá, Libia y Siria, de quienes se cree que se atrincheraron con armas y explosivos en un túnel bajo las ruinas de la antigua ciudad de Mosul.

En declaraciones a los medios de comunicación alemanes, la joven comentó: “Sólo quiero irme de aquí. Quiero alejarme de la guerra, de las armas y del ruido. Solo quiero regresar a casa con mi familia”.