Inicio Actualidad Una nueva tecnología «diagnosticará» la fantasmal covid-19 a través de un chip...

Una nueva tecnología «diagnosticará» la fantasmal covid-19 a través de un chip introducido en nuestro cuerpo

Por Luys Coleto.- Vincit qui patitur (Aulo Persio Flaco) Quien resiste gana, claro. Necesario recordatorio ante una nueva herramienta de diagnóstico de ARN mensajero desarrollada en la Universidad de Stanford y financiada por BARDA (Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado) y DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa) está acercando la tecnología de biochips implantables a la más tenebrosa realidad. La pesadilla que no cesa.

Otra vez, la salud como excusa y coartada

Un nuevo y enésimo mecanismo de vigilancia y control estatal hace brota en nuestras vidas con el pretexto de «salvarnos del covid». Una manera de «rastrear» y detectar el (todavía sin aislar) Sars- Cov-2 y otros coronavirus, algo muy sencillo de vender a una plebe literalmente enloquecida y acobardada por los principales mass-mierda durante el último medio año.

Lo explica Raúl Diego, fotoperiodista y escritor, en su excepcional artículo Un microchip implantable financiado por DARPA para detectar covid-19 podría afectar los mercados en 2021. Publicado en MintPress News, estima que es «el descubrimiento científico más importante desde la gravedad y que ha sido mantenido oculto durante casi una década, y su potencial destructivo para la humanidad es tan enorme que la máquina de guerra más grande del planeta desplegó inmediatamente sus vastos recursos para poseerlo y controlarlo». El siniestro y citado anteriormente DARPA.

El primer paso hacia el transhumanismo

Dicho proyecto cuenta con el entusiasta apoyo del mundo empresarial y del gobierno yanqui. Tecnología que consiste, grosso modo, en control remoto de procesos biológicos. Reprogramar las moléculas que llevan las instrucciones genéticas para el desarrollo celular en el cuerpo humano. Raúl Diego lo tiene meridianamente claro. «Una vez implantadas firmemente dentro del cuerpo, las células humanas están a merced de cualquier programa de ARN mensajero administrado a través de este sustrato, desatando una pesadilla de posibilidades. Es, quizás, el primer paso verdadero hacia el transhumanismo total».

Resistir hasta morir

A juzgar por la cantidad de mis compatriotas que caminan (muy) sumisos con sus respectivos bozales, la humanidad libre tiene mal futuro. Algunos, los cuatro gatos de siempre, resistir hasta morir. En fin.