Inicio Actualidad Una venezolana cobraba con «gift card» de Amazon videos de torturas a...

Una venezolana cobraba con «gift card» de Amazon videos de torturas a niños y asesinatos

Gabriela Moreno.- Lo que hizo Moraima Vásquez para obtener divisas extranjeras en una Venezuela con una dolarización de facto y sumida en 94 % de pobreza es sencillamente perverso, macabro, perturbador. Golpear, quemar con un cigarrillo, orinar, defecar y asfixiar a una persona hasta la muerte es la repugnante producción audiovisual que encargó desde Estados Unidos a la mujer venezolana el desequilibrado Sean Fiore, de 37 años, para satisfacer su lascivo interés por la tortura a cambio de 4600 dólares que ella recibió. Por este siniestro delito el estadounidense él está a un paso de la cadena perpetua y ella presa en Colombia esperando una posible extradición.

Él no lo niega. Sí lo hizo y se declaró culpable de pagar inicialmente 600 dólares con una gift card (tarjeta de regalo) en la tienda Amazon por la producción de un video de “abuso sádico de un niño preadolescente”, según precisa People. Después solicitó registrar el secuestro y asesinato de un «esclavo» en el país.

Una operación sereta del Grupo de Trabajo de Crímenes de Internet contra Niños de Vermont (VT-ICAC) y las Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) lograron su ubicación y captura en 2019, según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos donde además se revela la incautación de equipos digitales donde existe evidencia de que Fiore pagó 4000 dólares por el segundo video.

Usando el alias de ‘Marcus’ se Fiore se comunicó por WhatsApp con Moraima Escarlet Vásquez Flores en Venezuela, oculta en el alias de ‘Johana’. A través de la plataforma, Fiore propuso las compras del material audiovisual.

Mediante enlaces

Vásquez compartió un enlace a un video de 58 minutos «que muestra el abuso sádico solicitado y la posible muerte de un hombre adulto», afirma AP.

Por ello, enfrenta los cargos de conspiración para asesinar y secuestrar a una persona en un país extranjero, conspiración para producir pornografía infantil, producción de pornografía infantil y complicidad en la recepción de niños.

La emisión de una notificación roja de Interpol en septiembre del año pasado permitió su detención en Colombia. Estados Unidos busca su extradición para imputarle los cargos antes mencionados.

La fiscal federal auxiliar del Distrito de Vermont, Barbara Masterson; el abogado litigante Patrick Jasperse, de la sección de Derechos Humanos y Enjuiciamientos Especiales de la División Criminal; así como el abogado litigante, Eduardo Palomo, de la Sección de Explotación y Obscenidad Infantil de la División Criminal están procesando el caso con la oficina de Asuntos Internacionales del Departamento.

Cuatro cargos

El acusado acepta sus responsabilidades. Se declaró culpable de cuatro cargos, que incluyen conspiración para secuestrar, mutilar o asesinar a una persona en un país extranjero, asesinato a sueldo y conspiración para producir pornografía infantil.

Un acuerdo por el reconocimiento establece una sentencia de un mínimo de 15 años o hasta cadena perpetua, pero dependerá del juez establecer el tiempo que permanecerá en prisión. La sentencia está programada para marzo.

Publicidad