Una versión de ‘Carmen’ que denuncia la violencia machista incendia Italia

20

Un clásico nada clásico ha incendiado los ánimos artísticos en Italia. Una readaptación en clave feminista de la ópera ‘Carmen’ de Georges Bizet, una de las una obras dramáticas más populares del conocido compositor francés -basada a su vez en un texto de Prosper Mérimée de 1845-, ha provocado una inusualmente violenta polémica por una propuesta que buscaba denunciar la violencia de género.

Es lo que ha ocurrido por la puesta en escena, el pasado domingo en el teatro del Maggio Musicale de Florencia, de una nueva versión de la obra en la que la protagonista no muere –sino que se defiende y mata a su verdugo, Don José-, lo que ha recibido abucheos y silbidos de parte de la audiencia. Y, acto seguido, la controversia ha continuado en la prensa, entre los internautas -que han inundado Twitter con ‘hashtag’ como #CarmenNonMuore y #GirlPower- e incluso se ha vuelto objeto de conversación en bares y quioscos. 

«No me lo esperaba», ha comentado, desconcertado, el director del teatro florentino, Cristian Chiarot. «Las dos pruebas generales habían acabado bien. La nueva versión había sido acogida con serenidad, en un clima relajado», ha añadido. «¿Qué decir? Yo mismo oí la reacción del público: hubo silbidos y ruidos. Una protesta general y que es comprensible. No se puede alterar una obra maestra como la de Bizet», ha comentado el crítico Giovanni Gavazzeni.

La mujer objeto del XIX

La idea de proponer una ‘Carmen’ distinta fue del propio Chiarot, aunque también ha gozado del apoyo del director de escena Leo Muscato. «Mostraremos un Bizet actualizado, despojándolo de esa visión del siglo XIX de la mujer objeto», habían hecho saber, días antes. Con ello, nació una Carmen ambientada en un asentamiento de gitanos rumanos en la periferia de una urbe italiana de los 80 y con un Don José en el papel de un policía antidisturbios. Y, a ello, el final readaptado: el de una Carmen que, en el acto final, le quita a su verdugo la pistola y lo mata. 

Crece la violencia contra mujeres

El envite florentino invitó así a reflejar un tema grave en Italia -así como en otros países europeos, entre ellos España-, pero escasamente visible, como es la violencia contra las mujeres. Una plaga que, tan solo el año pasado, significó un aumento del 158% de las condenas por violencia contra mujeres, tal como recordó también la jueza florentina Marilena Rizzo. Tanto así que antes de la puesta en escena en el Maggio Musicale, personalidades del mundo de la política y del arte incluso se dieron cita el domingo en el café del teatro para leer poesías y escritos sobre los feminicidios en el país. 

El problema es que, en su versión original, «la ‘Carmen’ de Bizet es una mujer que encarna la libertad de amor, su independencia, un derecho que persigue hasta el sacrificio extremo. Es este su destino, sin el cual no se habría vuelto un mito universal», ha opinado el crítico Gavazzeni. «¿Y si hacemos un ‘Moby Dick’ donde la ballena no muere y solo es anestesiada?», ha criticado ácido Stefano Massini, en las páginas del diario italiano ‘La Repubblica’. «Propongo crear un comité de revisión de todas las obras con muertes injustas», ha añadido, en el mismo tono. Asimismo, críticas también ha llegado desde el mundo de la política y desde Francia, patria de Bizet.

“Mensaje cultural, social y ético”

Para los defensores de teatro florentino, sin embargo, el cambio ha sido justo y legítimo, por el rol que tiene el teatro como lugar de denuncia social. «Como presidente del Maggio Musicale, apoyo la decisión de cambiar el final por uno en el que Carmen no muere. Se trata de un mensaje cultural, social y ético que denuncia la violencia contra las mujeres», dijo el alcalde de Florencia, Dario Nardella. 

Por ello, la obra no será ni cancelada ni suspendida. Más bien lo contrario, según ha hecho saber Chiarot, el director del teatro. «La obra continuará en escena por los próximos dos o tres años, pues queremos reponerla, más aún porque hay muchísimas peticiones para verla. (Para las primeras seis funciones de esta temporada), las entradas ya están agotadas», ha añadido, al fin satisfecho, Chiarot.