Inicio Actualidad Unos «fallos informáticos» impiden a los críticos de Vox presentar candidatura a...

Unos «fallos informáticos» impiden a los críticos de Vox presentar candidatura a las primarias en Sevilla y Granada

Extracto de la carta enviada al comité electoral por el candidato crítico en Sevilla.

Las primarias de Vox en Sevilla y Granada se han saldado sin que se hayan podido otros candidatos diferentes a los presidentes actuales, lo que está provocando una guerra interna que puede llegar incluso a los tribunales

Dos fallos informáticos a la hora de registrar los avales parecen coincidir a la hora de impedir que listas de militantes de Vox críticos con las direcciones provinciales de Sevilla y Granada hayan podido presentar sus candidaturas en las primarias de cada provincia.

En el caso de Sevilla, la lista la encabeza el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache Manuel Pérez Paniagua, bajo el lema ‘Volver a ser Vox’. Sin embargo, ha denunciado la retirada de su candidatura “sin comunicación oficial” y tras haber superado la cifra de 143 avales que se exigían para presentarse. Paniagua, que se enfrentaba a la lista oficialista que lidera Javier Cortés, presentó su candidatura al ser Sevilla una de las provincias donde el partido de Abascal está regido por una gestora, por lo que los estatutos de Vox permiten abrir un proceso de primarias.

«Ser una alternativa»

Se trata de una candidatura “que no pretende confrontar, sino suponer una alternativa”, según ha indicado Pérez, que ha entendido que hay cuestiones a solucionar en la provincia relacionadas con este partido, “como el hecho de aumentar el número de militantes en algunas comarcas, donde la presencia es escasa o nula”. Sin embargo, cuando el pasado lunes se cerró el proceso de recepción de los avales, la candidatura de Paniagua no recibió el permiso para presentarse, “sin que nos hayan dado ninguna explicación”, ha asegurado, por lo que el mismo día envió una carta al comité electoral que no ha recibido respuesta.

En la carta, reclama que “aclaren y comuniquen los motivos de exclusión de nuestra candidatura”, así como que informen oficialmente del número de avales recibidos y computados. Pide también que se aclaren los problemas informáticos que tuvieron algunos afiliados al no poder poder avalar a su candidato por no recibir las claves para ello, o que se aclare por qué no se han contestado las denuncias presentadas, tres en total, en torno a posibles irregularidades en la candidatura presentada por Javier Cortés.

Según defiende el candidato crítico, le consta que ha recibido el apoyo “de sobra” de más de 143 afiliados, hablando de “solo conocidos que nos han mandado el pantallazo tras avalarnos, con lo que es de suponer que en la provincia habría más apoyos”. Desde Vox se ha indicado que se trata de un asunto en estudio que, por ahora, no se va a valorar, mientras Paniagua pide que se aclare la situación antes del próximo sábado, que es la fecha elegida para, durante cinco días, realizar la votación telemática.

Sorpresa entre los candidatos

Por su parte, la formación de extrema derecha en Granada está inmersa en otro enfrentamiento abierto entre la candidatura oficialista del actual presidente, Manuel Martín, y su principal rival para alzarse con la presidencia del partido, el abogado Ignacio Pozo. Aunque en la carrera presidencialista había otros cuatro candidatos, Esperanza López, Paco Arroyo y José Antonio Caba, ninguno de ellos ha logrado alzarse con los avales necesarios para presentar candidatura.

Sin embargo, la lista de Ignacio Pozo sostiene que han superado con creces los 78 avales que se necesitaban y aseguran haber logrado alrededor de 120. De ahí que no entiendan que desde el comité electoral les hayan negado poder participar en las votaciones que estaban previstas para el próximo 24 de septiembre. Además, fuentes de la candidatura hablan de «sorpresa» porque se daba por hecho que Manuel Martín no se presentaría a las primarias, toda vez que su nombramiento fue interino tras salir a la luz un caso de presunta corrupción que acabó con la presidencia del anterior mandatario, Julio Vao. Fuentes internas de Vox sostienen que Martín siempre ha explicado que no seguiría como presidente cuando llegara el momento.

Con ese contexto, todo llama más la atención en la candidatura alternativa a la oficial. Así el propio Ignacio Pozo explica a este medio que tras conocerse que quedaban fuera de la carrera para presidir Vox en Granada decidieron presentar diversos recursos ante el comité electoral para que desde Madrid alguien les aclare qué ha pasado con los avales y que si, como en el caso de Sevilla, se trata de un problema informático o se esconde algún motivo más. Dice estar tan seguro de que su candidatura cumplía con los requisitos que «si no me dan la razón, lo llevaré a los tribunales ordinarios».

Interferencias orgánicas

El entorno de la candidatura de Pozo desliza que lo que está ocurriendo con Vox en algunos territorios tiene que ver con «interferencias orgánicas». De hecho, entre los documentos que se han entregado al comité electoral del partido, y a los que ha tenido acceso eldiario.es Andalucía, figuran mensajes en redes sociales de cargos que ocupan puestos de representación apoyando abiertamente la candidatura de Manuel Martín. Según explican, estas manifestaciones van contra el artículo 12 del Reglamento Interno de Procesos Electorales (RIPE) del partido. En él se desarrolla el principio de neutralidad de los cargos orgánicos que en este caso no se estaría cumpliendo.

Por ese incumplimiento, desde la lista de Pozo han solicitado la inhabilitación como candidato de Manuel Martín. Con ganas de depurar responsabilidades, avanzan que irán hasta el final para se respete su candidatura: «Si tenemos que perder, perderemos, pero queremos que se haga de forma limpia». De modo que aunque la pelea en el partido se llegue a cerrar en el terreno electoral porque así lo decida Madrid, parece que la herida seguirá abierta hasta que los afiliados que no siguen la lista oficialista se sientan representados.