Inicio Actualidad Vacuna: Salvador Illa prevé disponer de 3 millones de vacunas para principios...

Vacuna: Salvador Illa prevé disponer de 3 millones de vacunas para principios de año

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, da una de cal y una de arena. Por una parte ha advierte de que vienen por delante 15 días “muy oscuros” en la lucha contra la pandemia de la Covid-19, pero por otro lado ha dado una noticia esperanzadora: la posibilidad de disponer de una vacuna contra la enfermedad a tal vez para Navidad, o ya con bastante más probabilidad en enero o febrero. Según ha asegurado, Europa dispondrá de 30 millones de vacunas en ese periodo, de las cuales 3 millones serán para España, que después de tendrán que proceder a repartir con criterios poblacionales y de manera “equitativa” entre las respectivas comunidades autónomas. Y ya en verano la situación sería muy diferente de la que tenemos ahora porque habrá un nivel de población importante ya vacunada.

Así lo ha anunciado el responsable sanitario en declaraciones a RAC1, Illa ha confirmado que si la vacuna sigue los ritmos previstos, podría ser que en verano ya hubiera un importante porcentaje de población vacunado. De esta forma, si la vacuna no llega en diciembre, sí que estará listo durante los primeros meses del año: “Hay un esfuerzo muy potente” a nivel internacional para tener el remedio listo cuanto antes, ha destacado, tras lo cual ha confirmado que “tendremos diferentes tipos de vacuna” a principios de año y, “a medida que pase el tiempo tendrá mejor eficacia”. El ministro ha querido remarcar por tanto que hay por delante un “horizonte de esperanza” que ha situado en un periodo de cinco o seis meses, durante los cuales aún tendremos que convivir con un virus y que aún puede generar “muchísimas complicaciones”.

“No está descartado que la vacuna sea un regalo de Navidad”, si no estará en los primeros meses de año

“No está descartado que la vacuna sea un regalo de Navidad”, según Illa. De hecho, el Gobierno ha firmado tres contratos, con tres compañías, con el conjunto de estados de la UE. Uno de estos contratos contempla unos 30 millones de dosis en diciembre, de los cuales, unos tres millones serían para España, siempre que se superen los filtros de seguridad. Según el ministro, hay que esperar a principios de noviembre para tener las primeras impresiones de la vacuna y, si supera los análisis clínicos, en diciembre ya se podría disponer de estas dosis.

El ministro ha asegurado que para principios de año seguro que estará. Para entonces, “comenzaremos a tener dosis de vacunas”, pero aún se necesitarán unos meses más para distribuirlas. Estas dosis se distribuirán “equitativamente” entre las comunidades autónomas, y para ello se creará un grupo de trabajo, un grupo de expertos en el que ya se trabaja para crear un registro de vacunación que estará listo en diciembre y en el que se definirán los protocolos y criterios para la distribución. Los criterios que se aplicarán serán los de “equidad y proporcionalidad”, siempre bajo criterios poblacionales y según digan los técnicos, pero la prioridad serán las personas de mayor riesgo y las que estén en contacto con gente de más riesgo, ha comentado.

Sanidad abrirá un registro de vacunación y distribuirá las dosis de manera “equitativa” entre las autonomías

Por eso, Illa ha expresado la necesidad de ser muy beligerantes con los negacionistas y los antivacunas, algo que ha asegurado que ocupará buena parte de su tiempo y su discurso en adelante. Ante el hecho de que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señale que más del 40% de los españoles no estaría dispuestos a vacunarse en el momento en que surja este remedio, el ministro ha remarcado la necesidad de revertir esa opinión porque los antivacunas “no tienen razón y perjudican a la sociedad”. Su mensajes es “anticientífico”, ha ahondado.

Pero hasta que llegue ese momento, aún queda lucha contra la pandemia que librar porque de media, una de cada 10 camas de hospital están ocupadas por enfermos de Covid y “vienen unas semanas de oscuridad que hay que superar”, ha advertido. Semanas y meses en los que habrá que tomar “medidas quirúrgicas” para conseguir un margen de actuación y de reacción. “Nos viene un periodo largo de tiempo hasta que tengamos una vacuna o un tratamiento eficaz y entonces serán necesarios unos meses para suministrarla”, ha pronosticado.

Beligerancia con los antivacunas

“No tienen razón y perjudican a la sociedad”. Su mensajes es “anticientífico”

La previsión del ministro sobre la vacuna está en consonancia con la que este mismo viernes ha lanzado el director ejecutivo de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), el italiano Guido Rasi, si acaso algo más optimista. Rasi ve “muy difícil, casi imposible, tener la vacuna en 2020” y, “si todo va bien, en los primeros meses de 2021 podría haber tres vacunas aprobadas” por su agencia. El responsable ha explicado en el canal de televisión de información 24 horas Skytg24 que se espera que “las primeras dosis importantes para poblaciones de riesgo lleguen en la primavera de 2021 con un importante inicio de vacunación” y que “la disponibilidad de dosis aumentará muy rápidamente después de la aprobación”. Por tanto, “si tenemos suerte, muchos de los que quieran vacunarse podrían hacerlo para el verano de 2021”, ha asegurado.

Illa ha asegurado que estas Navidades no serán como las del año pasado y que “tendremos que vivirlas de forma diferente”. “En diciembre esto no estará esto acabado ni mucho menos”, ha advertido, lo cual no quiere decir que no se pueda llegar a disfrutar de las fiestas y que no pueda haber la repercusión económica habitual, “pero no serán unas Navidades normales”, ha insistido, y todo dependerá de cómo esté la situación epidemiológica. La posibilidad de que haya reuniones con 6 personas o más dependerá de estas reuniones se llevan a cabo con las medidas de protección y distancia adecuadas. El dirigente ha remarcado que no podrán celebrarse reuniones multitudinarias y ha insistido de que estas restricciones y las que se están tomando ahora se basan en la necesidad de llegar en las mejores condiciones posibles a esas fechas.

El ministro también ha expresado su apoyo a las medidas que ha adoptado el Govern de la Generalitat para contener la pandemia, en particular el cierre de bares y restaurantes que ha generado las quejas del sector de la restauración y un agravio comparativo con Madrid, donde estos establecimientos siguen abiertos pese a la situación de confinamiento que se vive en 9 municipios de la región.

Estas Navidades “no serán normales” y “tendremos que vivirlas de forma diferente”. “En diciembre esto no estará esto acabado ni mucho menos”

Illa se ha mostrado a favor de adoptar medidas proporcionadas a la situación epidemiológica de cada territorio, pero ha asegurado que no estamos en el escenario de marzo, por lo que tampoco es necesario, “por el momento”, volver a un confinamiento general como entonces. “No estamos en estos escenarios” porque la letalidad mucho más baja, detectamos muchos más casos (antes detectábamos el 10% de casos y ahora entre un 60% y 80%), el perfil de contagiados es más joven y la presión hospitalaria es menor, según ha aportado el ministro. Aunque aún estamos en segunda ola el responsable sanitario constata que tomando “medidas contundentes” y “proporcionadas a cada territorio”, se puede contener el virus. En definitiva, “es mejor reaccionar preventivamente y de forma contundente”, que hacerlo tarde, ha comentado cuando se le ha comparado las situaciones de Madrid y Catalunya.

En cuando a los cierres de bares y restaurantes que ha aplicado el Govern, el dirigente se ha limitado a señalar su postura general en la línea de dar apoyo a las medidas que adoptan las comunidades autónomas. Así, en Catalunya el Govern ha hecho una valoración y han respondido con la experiencia de haber pasado ya “por situaciones complicadas este verano” (caso del cierre de Lleida y el Segrià), ha reconocido. Illa ha confirmado que tuvo ocasión de hablar con los responsables de Salut, que también ha habido diálogo “a nivel técnico”, y que da “apoyo a este tipo de medidas” porque “lo mejor es dar confianza a los responsable de la salud pública”.

Apoyo a las medidas del Govern

Actuar con “medidas de carácter preventivo siempre es mejor aunque comporte sacrificios”

El hecho de que en Madrid sigan abiertos los establecimientos de restauración pese a la gravedad de la situación epidemiológica no significa, para el ministro, que en la Comunidad madrileña se estén adoptando medidas menos contundentes. “En Madrid hay 9 municipios confinados, hay medidas drásticas y nos hemos visto obligados a aplicar” el estado de alarma, ha recordado. De hecho “ha habido mucha preocupación” en esta región, pero también ha dejado claro que las decisiones del Govern también van en la buena dirección: “Doy apoyo a las medidas”, ha reiterado, unas medidas que de hecho configuran una “estrategia que también se ha dibujado en muchos lugares de Europa” y que se basa en actuar muy contundentemente en un corto espacio de tiempo.

Pese a todo, “esto no se soluciona en 15 días, ni en España ni en Europa”, ha avisado, y hasta que no tengamos la vacuna “hay que tener mentalidad de carrera de fondo y seguir estrictamente las instrucciones sanitarias”. La receta hasta entonces es actuar con medidas “quirúrgicas y de corto plazo” en función de la situación particular; actuar con prudencia y viendo cómo van las cosas, y con “medidas de carácter preventivo”, que “siempre es mejor aunque comporte sacrificios”, como demuestran los casos de Catalunya pero también de Valencia o Canarias, ha citado.

El nuevo plan de medidas contra la Covid está “abierto” y se discutirá en la próxima interterritorial de Salud

Illa también se ha referido al nuevo plan de medidas contra la Covid que prepara Sanidad, que contempla cuatro escenarios de riesgo a los que van aparejadas restricciones que pueden afectar a reuniones, comercios, hostelería, actividades deportivas, etc. Los tres primeros niveles de alerta conllevan limitaciones de aforo y el nivel superior, restricciones de movilidad, entre ellos cierres perimetrales u otras limitaciones de movimiento, y se alcanzaría con un número de contagios de 250 casos por cada 100.000 habitantes. Pero en Sanidad también tiene en cuenta otros parámetros a la hora de tomar decisiones, como el nivel de congestión hospitalaria o el número de pruebas PCR que se realizan.

Según el ministro, no es un nuevo plan de respuesta, puesto que ya existía uno, sino un “documento vivo, no cerrado” que pretende someter a valoración de las autonomías en la interterritorial de Salud de la semana que viene, pero del que no ha descartado la posibilidad de “perfilar más a nivel técnico”.

¿Confías en las vacunas de la Covid?