Valverde: “Nos hemos rehecho poco a poco”

No es un partido cualquiera para Ernesto Valverde, que se enfrenta al que fuera su club durante tres temporadas: el Olympiacos griego, equipo con el que ganó tres Ligas y dos Copas. “Para mí es emocionante. Quizá lo sea más allí porque ese campo tiene un punto de magia en el que lo he pasado bien y disfrutado”, convino el técnico azulgrana, todo un ídolo en El Pireo. “No sé por qué les caigo tan bien… Ganamos títulos y partidos. El cariño es recíproco y ya dije que una parte de mi corazón se quedaba allí. Ahora espero que disfruten del partido, que creo que es la primera vez en su historia que se miden al Barça en la Champions”. Un duelo de necesidades opuestas.

MÁS INFORMACIÓN

  • Valverde: “Nos hemos rehecho poco a poco”

    Afortunado Barça

  • Valverde: “Nos hemos rehecho poco a poco”

    Messi desmitifica a Buffon

El Barça ha vencido en los dos compromisos europeos anteriores y un triunfo en el Camp Nou les acercaría a la siguiente fase. El Olympiacos, sin embargo, ha caído en los dos –frente al Sporting de Portugal y la Juve- y está exigido a sacar algún punto para no descabalgarse de Europa antes de tiempo. “Nos pueden sorprender a la contra, intentarán hacer un partido de desgaste y hay que controlar su ambición porque nunca se rinde. Sé de lo que hablo”, expuso Valverde, que tiene claras sus cuentas: “No pensamos en cábalas sino en ganar los tres puntos, que nos pondrían muy arriba. Sería un golpe de autoridad y es mejor ser primero por el factor campo y medirte luego con segundos”.

No hace tanto el técnico dijo que por el momento todo era del color de rosas en el Barça, con todo triunfos menos el último empate ante el Atlético. “Estamos contentos por cómo van las cosas. En la Supercopa perdimos dos partidos ante el Madrid, quizá porque no teníamos demasiada fortaleza en ese momento y nos hemos ido rehaciendo poco a poco”, explicó; “y lo fundamental es que en dos partidos nos hemos ido al descanso en desventaja y los hemos remontado: el de Getafe y Atlético. Eso es que el equipo tiene espíritu”. Y agregó: “Tenemos muy buenos jugadores, con ambición, capaces de superar momentos difíciles. Esa es la calve, los futbolistas”.

Todos sabemos quién es el mejor del mundo

Se acerca la fecha del Balón de Oro y ya no hay rueda de prensa que no cite a Ronaldo o Messi como los grandes candidatos. Valverde, en cualquier caso, lo solventó rápido porque entre otras cosas ha logrado articular el juego del equipo alrededor del 10. “Todos sabemos quién es el mejor del mundo. Darle un trofeo a Leo para reconocerlo no es algo que me preocupe”.

Paulinho: “Yo tengo que correr para que Messi decida los partidos”

Aunque llegó bajo un manto de críticas porque venía de la Liga china, competición menor, Paulinho ha sido capaz de revertir el prejuicio del aficionado hasta el punto de que cuando el partido se tuerce son pocos los que no le reclaman. “Vi que había desconfianza en mí por parte de algunos”, reconoció ayer en la sala de prensa; “pero estaba tranquilo y con la idea de trabajar y ayudar a mis compañeros, respetando sus espacios. Se trata de hacerlo lo mejor posible y jugar, y ayudar a lograr victorias y títulos”. Pero sobre todo, entendió pronto que debía ser el escudero de Messi. “Es un privilegio jugar a su lado. Yo tengo que correr para que él pueda decidir los partidos”, resolvió Paulinho; “Leo me ha ayudado mucho con la adaptación. Cuando se llega nuevo a un sitio, se hace con recelo; pero me han acogido muy bien como Messi. No hay dudas de quién es el mejor del mundo. Yo no tengo que hablar sino jugar y trabajar para él”.

Reconoció el medio brasileño estar adaptado al juego del Barça –“al principio me costó un poco, pero con la ayuda de todos me siento tranquilo y con confianza”, señaló- y valoró el hecho de participar en la Champions: “Nunca la había jugado y tengo que aprovechar las oportunidades que aparecen en la vida y las que da el mister”.

Loading...