VAN GOGH EXPOSICIÓN – Amsterdam ahonda en los trastornos de Van Gogh y la mutilación de su oreja

La víspera de Nochebuena de 1888, Vicent Van Gogh se cortó una oreja tras una fuerte discusión con su admirado Paul Gauguin, un suceso que marcó profundamente al artista holandés cuya condición psicológica empeoró en el año y medio que le restaba antes de acabar con su vida de un disparo.

Lo que podría haberse quedado en una anécdota truculenta se ha convertido en un símbolo del lado más oscuro del pintor, que poseía un talento tan desbordante como lo era su fragilidad mental, en la que el Museo Van Gogh de Amsterdam ahonda desde mañana en la muestra “Al borde de la locura”.

Loading...