Inicio Actualidad Venezuela 2.0: El Gobierno socialcomunista autoriza el armamento de guerra a las...

Venezuela 2.0: El Gobierno socialcomunista autoriza el armamento de guerra a las empresas privadas de seguridad

Argimiro Santos.- Otra locura de un Gobierno resuelto a convertirnos en otra Venezuela. Si alguien tiene dudas de que estamos en la antesala de una nueva guerra civil, una nueva prueba: BOE número 211, sec. I. página 63793, dice: “las empresas de seguridad privada podrán disponer de armas de guerra”, un servidor al igual que mi amiga, no puede abstraerse de esta consciente decisión tomada por el peligroso gobierno actual, conformado por peligrosos elementos, algunos de ellos descendientes de terroristas.

La decisión tomada por el peligroso Gobierno de Sánchez inevitablemente nos llena de preocupación y todo indica que se está preparando para perpetrar un cambio de régimen y el establecimiento de una república a imagen de la venezolana,que nos sumirá en la pobreza permanente y en un totalitarismo distópico.

Si observamos la evolución económica de España en estos dos últimos años, podemos concluir sin miedo a error que las políticas económicas están diseñadas para el hundimiento económico de nuestro país. Todo ello con la ayuda de la mafia mediática, al servicio permanente de la casta política. El objetivo no es otro que un régimen dictatorial y comunista.

Pero con todo ello a su favor, aún les faltaría el pleno control de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, incluyendo el Ejército, las policías y la Guardia Civil, de los que no tendría un pleno control, ya que muchos de sus miembros recelan de la deriva totalitaria en forma de leyes que claramente violan la Constitución española.

No debemos descartar la probable creación por el Gobierno socialcomunista de una fuerza de choque paramilitar, que podría utilizar a inmigrantes africanos con escasa cultura, muy jóvenes y por tanto fácilmente lobotomizables, venidos de países donde las guerras tribales son endémicas, acostumbrados al combate y a vivir en dificultades. Serían una fuerza de choque formidable.

Lo cierto es que la falsas razones humanitarias para permitir la masiva entrada de inmigrantes africanos, desde mi punto de vista y con los precedentes que la historia del comunismo nos ha enseñado, tienen como objetivo implantar un régimen totalitario a imagen de Venezuela. Estamos a tiempo de parar esta locura. ¿Qué vamos a hacer?