Inicio Actualidad Víctimas del franquismo se quejan al Gobierno por impedirles visitar el Valle...

Víctimas del franquismo se quejan al Gobierno por impedirles visitar el Valle de los Caídos

La visita por sorpresa de Pedro Sánchez al Valle de los Caídos ha soliviantado a las víctimas del franquismo. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha registrado este jueves una queja dirigida al Gobierno tras conocer la visita del presidente a los trabajos de exhumación de las criptas, a las que no han podido acceder los descendientes que reclaman la exhumación de sus seres queridos. La organización que preside Emilio Silva ya denunció hace un año que el Ejecutivo incumplía el protocolo de actuación aprobado en 2011. El texto les otorga el derecho a estar presentes en la excavación.

Sánchez ha visitado este jueves por la mañana la Capilla del Sepulcro del Valle de los Caídos, renombrado en 2022 como Cuelgamuros. El presidente del Gobierno estuvo acompañado de los dos forenses que dirigen las excavaciones, Francisco Echeverria y Francisco Ferrandis. También han estado presente el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, y el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez.

En una queja presentada ante el Ministerio de Política Territorial a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, la ARMH explica que ha conocido la visita a través de los medios de comunicación «algo que se les ha impedido hacer a los familiares que quieren sacar de allí un ser querido con el argumento de que podía ser peligrosos para ellos».

Sánchez y la memoria

La asociación que preside Silva sostiene que los descendientes de las víctimas del franquismo que llevan años peleando por sacar de allí los restos de un ser querido ya se enteraron de las exhumaciones por la prensa y fueron convocadas por primera vez a una reunión el 10 de julio de 2023, en plena campaña electoral, en el Palacio de la Moncloa.

«Solicitamos que nadie sea tratado por encima de las víctimas y que conozcan todo la información de lo que va ocurriendo en el Valle de los Caídos, ya que son las promotoras de esas exhumaciones las más afectadas por lo que allí sucede que las que tienen derechos con respecto a lo que está ocurriendo en sus criptas», insiste la ARMH. Denuncian que el Gobierno incumple una orden de 2011 que establece las actuaciones durante las exhumaciones de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

La orden establece que «a los procedimientos de excavación asistirán, si así han manifestado su deseo, los familiares directos de las víctimas». La ARMH insiste en que la atención a las familias sea permanente, cuidadosa y siempre teniendo en cuenta que son la prioridad de esas actuaciones y tienen derechos inalienables a conocer de primera mano todo el proceso y a estar presentes en él siempre que quieran.

Sánchez ha visitado el Valle de los Caídos por sorpresa. Tras hacerlo ha publicado un tuit asegurando que «sin memoria no hay democracia». El presidente del Gobierno ha asegurado que «la ley se va a cumplir y debemos saldar nuestra deuda pendiente con quienes dieron su vida luchando por la libertad y la democracia en España. Justicia, reparación y dignidad para todas las víctimas de la guerra y la dictadura». Su intención es recurrir las leyes de memoria de PP y Vox ante la ONU.

La denuncia de los descendientes

La ARMH ya denunció en junio del año pasado que el Gobierno incumplía el protocolo de actuación en las exhumaciones aprobado en 2011. Nueve descendientes solicitaron por carta seguir in situ los avances de los trabajos iniciados unas semanas antes, después de caso medio siglo de la muerte del dictador. La petición fue registrada ante el Ministerio de Presidencia por el abogado Eduardo Ranz, aunque de momento no ha recibido ninguna respuesta.

Las exhumaciones en el Valle de los Caídos comenzaron el 12 de junio del año pasado, tras diferentes obstáculos burocráticos. Los descendientes de las víctimas denunciaron haberse enterado por la prensa. Un equipo de 15 profesionales instaló un laboratorio en la basílica, el mismo que ha visitado este jueves Sánchez, y comenzó a realizar los trabajos por fases. En agosto del año pasado 12 familias recibieron los primeros restos.