Inicio Actualidad (Video) La incontenida indignación de un ganadero con los políticos: «Sois una...

(Video) La incontenida indignación de un ganadero con los políticos: «Sois una pandilla de la gran puta, sinvergüenzas, que no hay ni uno preparado»

AD.- La gente necesita referencias, nos han educado desde pequeños para que tomemos partido por un bando, por un color, por un equipo. Y nos han inculcado que somos seres dependientes y frágiles que necesitamos un sistema que nos proteja y que nos va a proporcionar unas condiciones de vida aceptables, cierta seguridad, en todos los aspectos.

Y poco a poco vamos delegando en las autoridades nuestra responsabilidad real para con la sociedad; el compromiso social se limita a cumplir las normas, como buenos ciudadanos, sin cuestionar apenas nada. Y cuando un grupo con determinadas inquietudes no se siente representado, y el sistema percibe que podría convertirse en el germen de una sublevación, ellos mismos crean un movimiento político, disfrazado de revolución social, con aires espontáneos, para controlar y canalizar la posible disidencia. Los que realmente dirigen el mundo llevan mucha ventaja en cuanto al estudio del comportamiento humano, y parece que han encontrado la fórmula para manejar la conciencia colectiva, nos han hecho dependientes de los medios, de la tecnología, y a través de ellos nos crean problemas sin que seamos capaces de verlo, y son ellos mismos los que nos ofrecen la solución. Y en este proceso vamos perdiendo capacidad de reaccionar y de pensar por nosotros mismos, libres de toda influencia externa: el trabajo psicológico constante y reiterado va dando resultado.

De todos los sistemas políticos inventados por el hombre, las democracias liberales son de lejos el más perverso de todos ellos. Su letalidad es tan grande que apenas 80 años de democracias liberales en Europa, de forma ininterrumpida, están a punto de conseguir el colapso de nuestra civilización y la destrucción de nuestras identidades culturales, lo que no lograron el ejército de Atila, las invasiones bárbaras, la Armada otomana, los jinetes cosacos, las conquistas musulmanas o las divisiones de Stalin.

Las democracias liberales van a tener tener efectos devastadores sobre las próximas generaciones. Políticos como el comunista Alberto Garzón son una siniestra muestra. En vez de defender al sector ganadero español, lo que hace el ministro de Consumo es contribuir a su descrédito en los mercados internacionales. Tan descabellado como si Florentino Pérez, en declaraciones a un diario inglés, pusiera en cuestión la calidad de los futbolistas del Real Madrid y sugiriera que se dopan. Pero por alguna razón, lo que no sería nunca admisible fuera de la política, lo es dentro de ella. Hay gente sin embargo que no va aceptar tan fácilmente que la conduzcan al suicidio. Ofrecemos a los lectores el testimonio de un ganadero indignado ante los ataques al sector de quien tienes la exigencia de protegerlo. Son unas manifestaciones extremadamente duras, sin pelos en la lengua, acaso irreverentes, pero hechas al calor del cúmulo de acontecimientos que están convirtiendo la democracia española en una cloaca infecta.

Comparte este artículo

Publicidad