Inicio Actualidad (Video) La militancia de Vox Málaga dicta sentencia de muerte contra la...

(Video) La militancia de Vox Málaga dicta sentencia de muerte contra la ridícula Gestora: apenas 50 vehículos en la caravana automovilística frente a los más de 5000 en 2020

A la izquierda, imagen de la caravana automovilística de Vox Málaga en 2020; a la derecha, el esperpento de hoy.

AD.- Lo de hoy debería ser definitivo para que Santiago Abascal se decidiera a ejecutar la sentencia de muerte dictada hoy por los militantes contra la Gestora de Vox en Málaga. ¿Qué más evidencias se necesitan para comprobar que la militancia, de forma abrumadoramente mayoritaria, ha dado ya la espalda a una dirección provincial que es al buen gobierno lo que el chóped a un restaurante Michelin.

Los militantes de Vox en Málaga, tanto los que estaban a favor como en contra de José Enrique Lara, ya no aguantan más. La exigencia de disolver el condominio de esta infame Gestora sobre Vox Málaga devenido en finca privada, vertebra ya a más del 90 por ciento de la militancia.

Patricia Rueda y Antonio Sevilla han excluido a los militantes de la toma de decisiones y decidieron que los cargos orgánicos fuesen ocupados mayoritariamente por amigos y personas provenientes del PP. Así que las cosas están claras. Cuando reduces el papel del militante de base al de pagacuotas, cuando los afiliados no se sienten protagonistas del devenir de los acontecimientos, cuando se les engaña o se les oculta información, cuando se les desprecia y se les humilla, cuando a los años de militancia antepones un engordado curriculum de alguien que hasta hace unos días pertenecía a otro partido, cuando traicionas a tus mentores o cuando sublimas la mediocridad y destierras a los mejores, entonces es lógico que los afiliados decidan que estos indignos mandatarios ya no les representa.

Imagen de la caravana del pasado año.

Lo vemos a diario con las penosas mesas informativas, tan huérfanas de militantes que participen que se tiene que echar mano de cargos de otros municipios para aparentar una mínima presencia. Pero si un acontecimiento ha dado visibilidad al drama que se cierne sobre la Gestora de Vox Málaga ha sido hoy, con la ya tradicional caravana automovilística coincidiendo con el 1 de mayo.

Apenas cincuenta vehículos y una asistencia no superior al centenar de  personas, la mayoría cargos nombrados a dedo, en el recinto ferial de Cortijo de Torres, que era el lugar fijado para la salida.

Definitivamente, Vox Málaga ya es un partido con dos carcasas. De un lado la militancia y por el otro los 150 de marras, más o menos los mismos que acudieron al fracasado mitin de Ortega Smith en calle Larios. Y así es imposible afrontar unas elecciones con un mínimo de decoro. ¿O acaso cree la Gestora que la maltratada militancia le haría el trabajo sucio de calle en unas hipotéticas elecciones?

Imagen de la ridícula caravana automovilística de hoy, en el punto señalado para la salida.

Lo peor de la ridícula caravana automovilística de hoy, en medio de un día primaveral en la capital costasoleña, es que tenemos la referencia de la del año pasado, con José Enrique Lara al frente del partido, a la que acudieron más de cinco mil vehículos y con una participación de más de 8.000 personas, según datos de la Policía Local. Tal fue el éxito de participación que hasta el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, no dudó en afirmar que se había tratado de la mayor concentración de coches en la historia de la ciudad. Como muestra, el siguiente botón: cuando la cabecera de la caravana se hallaba a la altura de “El Tintero”, muchos coches aún no habían partido de las inmediaciones del pabellón Martín Carpena, punto elegido de salida, al otro extremo de la ciudad.

Un río de coches en la caravana automovilística de Vox en 2020.

La caravana de vehículos llegó incluso a enlazar la capital y el municipio de Torremolinos. Así que cualquier comparación entre lo visto el año pasado y el esperpento de hoy, no haría sino agigantar la ya de por sí distancia sideral entre un equipo dirigente cabal y solvente y unos mamarrachos torpemente instalados en su particular Juego de Tronos.

Tras el abrumador fracaso de este sábado, debemos apelar a la dimisión de la Gestora, lo que sería imperativo si sus miembros conservasen un átomo de dignidad y de vergüenza. Pero no lo harán, porque la mayoría conciben la participación política como un instrumento al servicio de ellos mismos y de nadie más.

Inmediaciones hoy del Cortijo de Torres a las 11 de la mañana, hora de salida de la caravana.

Guste o no, lo de hoy no hace sino conferir valor a lo que supuso el “larismo” en Vox Málaga. Valor político, pero sobre todo, valor moral. E implicación, mucha implicación de los militantes, lo que esta colla de inútiles no alcanzará a lograr nunca.

Con todos los errores que caben conceder a su gestión, que fueron muchos, pero hoy los acontecimientos dibujan la etapa anterior como El Dorado al que aspiran retornar incluso muchos que fueron fieros críticos a Lara. Lo mejor que podría decirse de Lara, temperamental pero auténtico, es que blindó al partido de logreros, truhánes, trincones, oportunistas y sinvergüenzas.

Cabecera de la caravana 2020 a su paso por el paseo del parque.

Es inaplazable que Santiago Abascal mueva fichas si no quiere ver a Vox Málaga prefigurando la progresiva ‘ciudadanización’ del partido. Sepa Abascal, y a las imágenes de hoy nos remitimos, que los mandatarios provinciales del partido están más lejos que nunca de los que convierten en éxitos o fracasos eventos como el de hoy. Los afiliados ya han decidido dejar de estar a las órdenes de quienes moral y políticamente valen menos que cualquiera de ellos. Y eso vale tanto para una caravana de coches como para unas elecciones.

Vox Málaga no puede seguir siendo un juguete roto en manos de “Barbie” y Antonio Sevilla.

Ni una mención de la Gestora en redes sociales al fracaso de la caravana.

Y por si nos faltara algo para completar el grotesco sainete, se elige a Carlos Zaragoza para leer el manifiesto exaltando la fantochada de esta mañana. Carlos Zaragoza era la persona que Enrique de Vivero y Aurelio Toledano pensaban poner de coordinador en Benalmádena, sin embargo su escaso arraigo en el municipio.

Al final, los peores ejemplares del viverismo han terminado hallando acomodo político con esta despreciable Gestora. Y así les luce el pelo. Y así se lo toman a los militantes. ¡A por ellos! ¡A por ellos!

¿Apoya usted el cese de la Gestora de Vox Málaga y la convocatoria de elecciones internas?