Villarejo descarna las cloacas del Estado

El excomisario José Manuel Villarejo ha cargado con dureza contra el exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó y contra el director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán. En una entrevista en el programa Salvados, ha acusado al primero de utilizar la policía con fines políticos y al segundo lo ha tildado de “Generalísimo” por querer tener toda la información.

Villarejo, implicado en diversas investigaciones en los casos más polémicos de la política y relacionado con el entramado de las cloacas del Estado, ha desgranado su implicación en casos como el Informe Veritas, el caso de Corinna, el caso Yak 42 o el caso Bárcenas.

Ignacio Cosidó

El excomisario ha asegurado que Ignacio Cosidó, director general de la Policía con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, intentó utilizar la policía para fines políticos.

“Cosidó alardeaba de que no se fiaba del ministro ni del Secretario de Estado, sino de que hablaba con la vicepresidenta -Soraya Sáenz de Santamaría-, y que hablaba con la jefa de gabinete de la vicepresidenta, María Pico, y el director del CNI , Félix Sanz Roldán”, ha enfatizado.

El comisario Villarejo, durante el programa El comisario Villarejo, durante el programa (LaSexta)
El CNI y Félix Sanz Roldán

El comisario ha cargado contra el director del CNI, Félix Sanz Roldán, a quien ha tildado de “Generalísimo”. “Es peor que Franco”, ha remachado.

“Sanz dice que todo el peso del Estado está sobre sus hombros; tiene la obsesión de que toda la información tiene que pasar por él”, ha subrayado. De hecho, le ha acusado directamente de filtrar la conversación entre el exministro Fernández Díaz y el exdirector de Antifrau, Daniel de Alfonso, porque el ministro fue “vehemente” con él en la defensa de Interior. “Así que le sacó las grabaciones”, ha acusado Villarejo.

El general Sanz Roldán, yo le llamaría el generalísimo, tiene la obsesión de que toda la información tiene que pasar por él”

J. M. Villarejo

Asimismo, el veterano policía ha explicado que el director del CNI amenazó de muerte a Corinna, quien mantuvo una relación sentimental con el actual rey emérito, Juan Carlos. En la misma línea, le ha acusado de filtrar las grabaciones que en su día se hicieron de los contactos que el mismo monarca tuvo con la actriz Bárbara Rey en un adosado.

Pero ha ido más allá y ha apuntado que Sanz Roldán se quedó dinero de los contratos de alquiler de aviones y vuelos, como el del Yak 42 y de la Casa Real. “Costaban 150.000 euros cuando el vuelo tenía aún un precio de 40.000, se perdían por el camino”, ha destacado. Por otro lado, ha aseverado que la inteligencia del Estado investiga a jueces y fiscales a través de un área oculta que ha bautizado como “departamento de Togas”.

Informe Veritas

Villarejo también ha admitido su relación con el informe Veritas, que en su día sirvió para airear supuestas orgías con cocaína del entonces juez y político Baltasar Garzón.

Según el excomisario, se lo encargaron Margarita Robles, entonces secretaria de Estado del ministro Alberto Belloch –hoy recientemente nombrada jefe del grupo socialista en el Congreso–, porque Garzón investigaba el caso GAL. Sin embargo, Garzón no le guarda rencor y, en declaraciones en el mismo programa, le ha definido como un buen policía, y que si “tuvo margen es porque se lo dieron”.

Bárcenas e Ignacio González

El protagonista de la entrevista tampoco ha tenido reparos en implicar a Cosidó en las operaciones para intentar tapar los casos de corrupción que acechan al PP. Así, ha asegurado que le apartaron del caso Bárcenas por “hacer demasiadas preguntas” y que le utilizaron para intentar sonsacar información de Ignacio González.

Loading...