Villares planta a los alcaldes «del cambio» en un acto del populismo

Noriega confirmó que estaba invitado a la romería organizada por Compostela Aberta

Era día de fiesta para Compostela Aberta. La plataforma liderada por el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, organizó ayer una romería en la capital para conmemorar los dos años de mandato al frente del Concello. Allí se dieron cita, junto al regidor, algunos de los referentes institucionales del populismo, como Xulio Ferreiro o Jorge Suárez. El que faltó fue el líder de En Marea, Luís Villares, a pesar de ser invitado a la jornada.

Así lo confirmó el propio anfitrión: «Sí, sí que estaba invitado. Aquí estaba invitado todo el espacio de ruptura y de unidad popular», aseguró Noriega en declaraciones a los medios. La puerta, señaló, estaba abierta para «todos los compañeros y compañeras con responsabilidad y referencialidad» dentro del conglomerado de las Mareas, pero Villares optó por la ausencia. En cambio, sí participaron en la celebración otros diputados de En Marea en el Parlamento gallego, como Paula Quinteiro o el viceportavoz, Antón Sánchez.

Desde que el magistrado en excedencia entró en política como candidato de En Marea para las autonómicas —aupado entonces por los alcaldes—, han traslucido algunos desencuentros, especialmente entre el sector liderado por Ferreiro y los simpatizantes «villaristas». El último se produjo cuando los aliados del alcalde herculino decidieron quedarse al margen del órgano ejecutivo de la confluencia, en un claro gesto de desaprobación por el modo en que Villares quería ascender a la cúspide del poder orgánico.

A la espera de que En Marea celebre su próximo plenario, cuando se espera que la brecha interna vuelva a relucir, Noriega se manifestó ayer partidario de «aportar» desde el rupturismo local para reforzar todos los días» una marca «plural» para competir con el PP dentro del sistema de partidos autonómico.

Antes llegarán las municipales del 2019. En el ecuador de la legislatura, las mareas de Santiago, La Coruña y Ferrol huyen de la autocrítica. Ferreiro cree que el grado de cumplimiento del programa electoral es «altísimo». «No adquirimos ningún compromiso que no se pudiera cumplir. Nunca se hizo un seguimiento del programa como el que estamos haciendo nosotros», ahondó, antes de criticar al PP por lanzar una «ofensiva» para ahogar «a las ciudades» como «punta de lanza» del cambio.

En Ferrol, la inestabilidad de la coporación se ha cronificado. Después de que la edil Esther Leira abandonara una votación por sorpresa, Suárez admitió que se sucedieron «críticas internas», pero precisó que Ferrol en Común, como partido «asambleario», tomará decisiones para evitar nuevos episodios de tensión.

Loading...