Inicio Actualidad Vinicius se hace sitio

Vinicius se hace sitio

Cuando a un futbolista solo le hacen falta 10 minutos para cambiar lo que antes había y además salvar a su equipo de un empate que sabía a derrota, ese jugador tiene algo especial. Y el que lo hizo ante el Valladolid este sábado fue Vinicius, que pide a gritos un sitio en el once de Solari.

Vinicius salvó los muebles del Real Madrid. Salió en el minuto 73, en lugar de un Asensio pitado, y en el minuto 82 ya había marcado. Lo hizo con fortuna, porque su disparo pegó en la espalda de Kiko Olivas, pero para tener esa suerte hay que intentarlo. Y el brasileño fue el único que lo buscó. Corrió, se desmarcó, salió acelerado, le avisó Solari de que se tranquilizara y cuando se asentó, cogió el balón escorado, se fue metiendo al área y disparó. Lo intentó y lo consiguió. Alguien tenía que hacerlo.

Su partido excelente en Melilla y este cuarto de hora que tuvo ante el Real Valladolid avanzan un futbolista descomunal. Vinicius tiene ese aura de gran jugador. Tiempo queda para saber en que quedara su carrera, pero ahora es uno de los argumentos más ilusionantes que tiene este Real Madrid. La afición está entregada, él lo agradece y el Bernabéu ya pide que haga más cosas, como tirar un penalti por delante incluso del mismísimo Sergio Ramos.

Vinicius ha demostrado que Julen Lopetegui cometió un error imperdonable. El técnico vasco entendió que aún no estaba en el punto exacto de “cocción” y le relegó al Real Madrid Castilla, una especie de castigo, especialmente sabiendo que entrenaba con el primer equipo pero después le mandaba con el filial. Y cuando no iba con el equipo de 2ªB y lo hacía con el Real Madrid, le mandaba a la grada. Una gestión equivocada.

Se gana la titularidad

Con Santigo Solari Vinicius ha recuperado la felicidad. Y no lo oculta. Cuando este sábado marcó su gol al Valladolid se fue al banquillo y se abrazó con el técnico argentino, que le ha tenido todo este tiempo en el Castilla. Solari le dio la titularidad en Melilla pero en Liga, en cambio, solo le dio el último cuarto de hora, siendo el último cambio. Tiempo suficiente para que el brasileño demostrara que no solo está para el primer equipo, sino también para ser titular, aunque eso amenace jerarquías y roles en la plantilla.

Melilla y Valladolid han sido dos partidos que han avanzado lo que puede ser Vinicius. Es indudable que el jugador brasileño está mejor que Gareth Bale, también pitado este sábado por el Bernabéu, que Lucas Vázquez o Marco Asensio. En general, que todos. Y ahora Solari tiene otros dos encuentros: ante Viktoria Plzen y Celta de Vigo. Y Vinicius (y el madridismo) pide a gritos la titularidad del brasileño.