Inicio Actualidad Vinicius sigue de dulce: tercera asistencia en ‘cuatro ratos’

Vinicius sigue de dulce: tercera asistencia en ‘cuatro ratos’

Corría el minuto 62 y el Real Madrid ya ganaba por 0-4 en el Doosan Arena frente al Viktoria Plzen. En ese momento, Santiago Solari decidió dar entrada a Vinicius para que siguiera acumulando minutos, aprendiendo y aportando todo lo que tiene al equipo. Y el brasileño volvió a recoger el guante de la mejor manera posible. Desde que saltó al césped en lugar de Benzema, el joven extremo carioca se mostró participativo, incisivo, vertical, valiente… Como siempre que se ha enfundado la camiseta blanca.

Cada vez que le llegaba el balón encaraba a su par o intentaba asociarse con Reguilón para generar ventajas por ese carril zurdo del Real Madrid. Quería aprovechar la nueva oportunidad que tenía. Era más de media hora en Champions League, tenía que seguir demostrando por qué Solari sí le está dando los minutos que Lopetegui le negó. Y lo hizo, generando peligro en carrera como siempre y dando la asistencia del quinto gol a Kroos tras una contra en la que se cruzó medio campo en una rapidísima conducción. El carioca ha dado ya cuatro pases de gol en apenas cuatro ratos: dos ante el Melilla en Copa del Rey y la de este miércoles en Champions.

El argentino ha comentado varias veces que, obviamente, le quedan muchas cosas por aprender. Una de ellas es quizás el trabajo defensivo y táctico, y este miércoles se vieron avances en ese sentido. Vinicius estuvo muy pendiente de cubrir las subidas del lateral derecho del Viktoria Plzen, formando casi un doble lateral con Reguilón en algunas acciones, algo que debe ir interiorizando porque en el fútbol de hoy en día es fundamental que todo el equipo trabaje en defensa.

Otra cabalgada suya casi acaba en el 0-6 en el minuto 86, pero su pase con el exterior finalmente no encontró destinatario. Lo que vuelve a quedar claro es que Vinicius, pese a su juventud, es un gran generador de peligro. Solari lo está poniendo con cautela, poco a poco y en momentos que intuye que pueden ser positivos para él y sus características. Y Vinicius demuestra que es un cañón y que tiene nivel para ayudar al Real Madrid, algo que Lopetegui no vio… o no quiso ver.