“Vladimir Putin y Donald Trump son dos machos alfa rodeados de enemigos”

Olvídense de esas estrafalarias conspiraciones que alimentan según qué foros de la internet profunda. Aquellas dibujadas por autores como Dan Brown y cuyos protagonistas bucean en el esoterismo para lograr sus megalómanos propósitos. En el juego de humo y espejos tras el que se oculta la élite que dirige el mundo, una realidad que no necesita de sectas ni sortilegios, se mueve el exagente de contrainteligencia rusa Daniel Estulin. Devenido en escritor de éxito, fue el pionero en revelar la naturaleza del Club Bilderberg, en explicar en qué consisten los experimentos de control mental que llevan a cabo agencias americanas y europeas y en documentar cómo Occidente alimentó la bestia desbocada del terrorismo islámico. Estulin ha llevado 15 años de investigación a un documental que presentamos en primicia para nuestro país.

Durante los últimos años ha estado viajando por todo el mundo para preparar este nuevo trabajo, el primer filme documental sobre el Club Bilderberg. ¿Qué ha sido lo más difícil?

No perder de vista por qué lo estaba haciendo. Una cosa es mi famoso libro, que escribí en 2005 –vendió más de siete millones de ejemplares en 68 países– y no quería repetirme sino ampliar a través del medio audiovisual, incluyendo la investigación que he hecho en estos 12 años. He tenido acceso a mucha más información y lo difícil era presentar este punto de vista: los elaborados planes de la élite mundial a largo plazo; Bilderberg es uno entre estos los grupos que forman un poder supranacional, es decir, por encima de los gobiernos.

¿Qué testimonios relevantes intervienen en este documental?

Hemos entrevistado tanto a parlamentarios europeos como a políticos de primera fila en EEUU y políticos de Francia, Rusia, México o Inglaterra, como Nigel Farage, uno de los artífices del Brexit. No nos hemos ceñido a un guión determinado y una visión concreta a lo que yo quería presentar. Hemos dejado hablar a personas con un nivel intelectual muy alto y conocimientos muy extensos. Se trataba de encajar las piezas de ese puzle llamado Bilderberg y ponerlo contra ese telón de fondo del mundo 3.0. Un mundo en desplome con tintes de Armagedón que estamos viviendo. He querido explicar vía superexpertos cómo y por qué la élite mundial nos lleva por este camino.

Se trataba de encajar las piezas de ese puzle llamado Bilderberg y ponerlo contra ese telón de fondo del mundo 3.0. Un mundo en desplome con tintes de Armagedón que estamos viviendo”

Daniel Estulin

Exagente de contrainteligencia y escritor

Henry Kissinger, asesor presidencial y fundador del Club y Henry Kravis, fundador del fondo de inversión KKR.
Henry Kissinger, asesor presidencial y fundador del Club y Henry Kravis, fundador del fondo de inversión KKR.
(Daniel Estulin)

La mayoría de nombres y apellidos que se ven en los créditos son catalanes. ¿A qué se debe?

El director es muy conocido, se llama Joan Cutrina, con 19 documentales a sus espaldas. Hemos tenido varios pasos en falso; la gente que trabajaba al principio no entendía mi visión de esta película y quería encorsetarla. No se trata de hablar de conspiraciones sino de dar el punto de vista, creo elevado, de una persona que lleva 20 años trabajando en el mundo del contraespionaje militar. Era importante incorporar a Cutrina, que comparte mi visión sobre qué es esta élite mundial. Él es de Barcelona y por eso la mayor parte de su equipo son catalanes.

Lleva años divulgando los entresijos no solo de Bilderberg sino de otros influyentes organismos como el Instituto Tavistock, la CNR o la Comisión Trilateral. ¿Nunca ha temido por su integridad física? ¿Toma medidas personales de seguridad?

No es un tema del que hable públicamente pero… Obviamente existe este riesgo y sí las tomo. También te digo otra cosa: siendo ya coronel de contraespionaje ruso quienes me querían hacer daño, lo harían de poder hacerlo; pero no soy alguien que habla para el jefe de una tribuna africana sino oficial de contraespionaje ruso. A estos niveles el juego es mundial.

La inesperada llegada de Donald Trump a la Casa Blanca –cuando comenzó su carrera, al menos, no parecía posible–, ¿altera los planes a largo plazo de Bilderberg o se trata de una anomalía asumible?

Hace cuatro años, en 2012, la contrainteligencia rusa teníamos muy claro que ganaría las elecciones. Lo explico en mi próximo libro, que saldrá dentro de un mes. Ten en cuenta que Donald Trump representa la alternativa al modelo liberal financiero que representa una parte de la élite y cuya candidata era Hillary Clinton. Este modelo, basado en el crecimiento ilimitado sobre un planeta de recursos limitados, comenzó con la creación de la Reserva Federal en 1913 (el central banking warfare model) y ahora estaba muerto. No daba más beneficio. La élite supranacional antes podía llegar a un acuerdo para repartirse el mundo. Ahora, simplemente, no hay para todos. El modelo de esa gente, cuya cara visible era Hillary Clinton, estaba condenado. Desde la inteligencia rusa nos centramos en Donald Trump y el senador Rand Paul, al que descartamos por su escasa experiencia económica. Lo que estás viendo ahora mismo era lógico. Cualquier personaje vinculado al modelo financista no resultaría elegido. No significa que Trump sea independiente y trabaje por el bien del mundo sino que representa a otros intereses.

El Club Bilderberg se llama así por el nombre del hotel neerlandés que escogieron en 1954 siguiendo la iniciativa de Bernardo de Holanda y David Rockefeller

El príncipe Bernardo de Holanda y la princesa Juliana en su compromiso, 1938. El rey Bernardo fundó el Club Bilderberg junto con Henry Kissinger y David Rockefeller.
El príncipe Bernardo de Holanda y la princesa Juliana en su compromiso, 1938. El rey Bernardo fundó el Club Bilderberg junto con Henry Kissinger y David Rockefeller.
(Fotograaf onbekend / Daniel Estulin)

¿Cómo es posible que no exista un poder contrapuesto a los bilderbergers? Existen fuertes potencias no occidentales, como Rusia, China y países de Oriente Próximo. ¿O existe y aún no lo conocemos?

Claro que existe y esto es lo que significa Donald Trump. Bilderberg es el poder liberal banquero y financiero y vieron cómo Clinton perdió las elecciones ante un tipo que es aislacionista; tras Donald Trump está el imperio británico y la City, la vieja aristocracia europea (austrohúngara, sajona…), Singapur (drogas, lavado de dinero, prostitución, etc.) y Hong Kong. Hay mucho contrapeso a Bilderberg. Rusia y China están jugando a ver cuáles van a ser las alianzas entre estas potencias y regiones, particularmente a partir del próximo 19 congreso del Partico Comunista de China.

Donald Trump y Vladimir Putin no parecen enemigos, como sabemos. Y Kim Jong Un seguramente podría ser aplastado en dos zarpazos. ¿Podemos descartar el peligro de una III Guerra Mundial en los años venideros?

Podemos descartar una guerra entre las dos Coreas y EEUU, desde luego. Vladimir Putin y Donald Trump no son enemigos sino dos machos alfa y entre sí no tendrían problemas en llegar a acuerdos. El problema para ambos es que los dos están rodeados de enemigos; ninguno tiene un equipo de confianza. Los dos tienen alrededor a traidores a sus respectivas patrias que trabajan para los banqueros y financistas. Aunque lleguen a un acuerdo, ¿quién lo llevaría a la práctica? Trump está peleado con todos. Hay filtraciones a diario desde la Casa Blanca. A Putin le ocurre lo mismo; él como presidente controla la política exterior pero lo vinculado a la economía está en manos del primer ministro, Dimitri Medvedev, y del Banco Central de Rusia, el Instituto de Economía, etc. y todos son banqueros-financistas-liberales que trabajan para o fueron puestos directamente por Bill Clinton hace 25 años.

Putin y Trump tienen alrededor a traidores a sus respectivas patrias que trabajan para los banqueros y financistas. Aunque lleguen a un acuerdo, ¿quién lo llevaría a la práctica?”

Daniel Estulin

Exagente de contrainteligencia y escritor

Donald Trump venció a la candidata de Bilderberg, Hillary Clinton, si bien el presidente responde a otros intereses.
Donald Trump venció a la candidata de Bilderberg, Hillary Clinton, si bien el presidente responde a otros intereses.
(Brendan Smialowski / AFP)
Vladimir Putin hace frente estos días a numerosas manifestaciones en Rusia contrarias a su gestión. Aquí, en una recepción al rey de Arabia Saudí.
Vladimir Putin hace frente estos días a numerosas manifestaciones en Rusia contrarias a su gestión. Aquí, en una recepción al rey de Arabia Saudí.
(Alexei Nikolsky / AP)

Su libro Fuera de control expone toda una serie de datos para culpar a Occidente del terror islamista. ¿Puede entrar libremente en EEUU?

Hasta hace un año no me era posible. He tenido una prohibición de cinco años, desde que publiqué el libro El imperio invisible sobre el mayor traficante de armas del mundo, Víctor Bout. En él saco a la luz muchos trapos sucios demostrando que Bout no era más que un peón en un juego geopolítico mundial. Con Fuera de control no he tenido problemas.

Series como Persons of interest o Black Mirror nos presentan un futuro próximo en que cuesta distinguir realidad y ficción. ¿Hacia dónde cree que nos encaminamos?

A un mundo distópico. Hollywood es una industria en manos de la élite mundial. Ninguna serie o programa puede salir sin colaboración de parte de esa élite. Incluye series como The black list, Blindspot y películas como Minority Report o la que acaba de salir, Kingsman II. Esta tecnología ya existe; se llama ‘Entrainment Technology’ y la élite la usa para causar disturbios.

Circula por las redes una intervención suya en TV3 de 2015 que ha resultado polémica, una intervención por la que le llaman supremacista. En ella explicaba que, salvo Cataluña, para los europeos España es África del Norte. Y que es lógico el sentimiento independentista cuando en Andalucía son unos vagos. ¿Lo suscribe hoy?

Esta entrevista trataba sobre el libro Fuera de control, tiene dos años y medio y fue sacada fuera de contexto. Dura 45 minutos y la antepenúltima pregunta, que nada tiene que ver sobre el libro, me preguntan por la situación de Cataluña y en la última pregunta, la entrevistadora me pide que lo aclare y lo hago. Digo que no hablaba sobre la gente sino la clase política, perezosa y ladrona. Circuló para ser usada contra el referéndum y para tapar la torpeza y falta de visión de futuro del Gobierno español. Cataluña es mucho más europeísta que cualquier región de España. No soy ni supremacista ni independentista; no tiene que ver conmigo, vivo en otro país.

Cualquier personaje vinculado al modelo financista no resultaría elegido en EEUU. Eso no significa que Trump sea independiente y trabaje por el bien del mundo sino que representa a otros intereses”

Daniel Estulin

Exagente de contrainteligencia y escritor

Mario Draghi cuando era el número 2 de Goldman Sachs. Reunión del Club de 2004, celebrada en Stresa (Milán, Italia).
Mario Draghi cuando era el número 2 de Goldman Sachs. Reunión del Club de 2004, celebrada en Stresa (Milán, Italia).
(Daniel Estulin)
Loading...