Inicio Actualidad Votación a viva voz en el Congreso de la reforma del delito...

Votación a viva voz en el Congreso de la reforma del delito de sedición

La propuesta del PSOE y Unidas Podemos para suprimir el delito de sedición está siendo debatida en el Congreso, que aborda la toma en consideración de la reforma con una inusual votación a viva voz y diputado por diputado, fórmula a la que ha forzado el PP con el objetivo de que los socialistas tengan que «retratarse».

El debate sobre la polémica iniciativa para convertir el delito de sedición en desórdenes públicos agravados con una pena de hasta 5 años de cárcel se produce en un momento especialmente tenso entre el Gobierno y el PP, con constantes cruces de reproches en una semana en la que previsiblemente el Ejecutivo sacará adelante este mismo jueves los presupuestos generales de 2023.

Tras la votación de las cuentas públicas, el Congreso celebrará un segundo pleno en el que aprobará previsiblemente la toma en consideración de la reforma del delito de sedición tras un debate que, de entrada, se espera bronco tras las duras críticas al texto que han llegado desde PP, Vox y Ciudadanos, que consideran que está hecho a medida para los líderes independentistas catalanes implicados en el «procés».

Por el momento, el PP ya ha forzado a que la votación sea por llamamiento, es decir, diputado a diputado y a viva voz, para que cada parlamentario socialista manifieste su voto en público. Los ‘populares’ pueden obligar a que se celebre de esta manera porque tienen más de una quinta parte de los diputados, como estipula el Reglamento del Congreso.

Se trata de una votación muy inusual, ya que esta fórmula solo se emplea para mociones de censura, cuestiones de confianza o debates de investidura; se hizo también, por ejemplo, con la ley de abdicación en 2014, cuando el rey Juan Carlos abdicó en su hijo, Felipe V.

Tras la votación, esta iniciativa iniciará su tramitación parlamentaria, que continuará después con la presentación de enmiendas de totalidad y luego al articulado, proceso en el que podrían registrarse enmiendas para modificar también el delito de malversación, como quiere ERC.

Gamarra carga duramente contra Sánchez

«Es un traje a medida de los sediciosos para que sus actuaciones queden impunes», ha afirmado Cuca Gamarra, portavoz parlamentaria del PP, en su turno de palabra en el debate del delito de sedición, en el que ha cargado duramente contra Pedro Sánchez.

Según Gamarra, el Gobierno «entrega» el Código Penal a los independentistas en lo que ve como un «paso más» para el desmantelamiento del Estado, que conduce al «debilitamiento» del Estado de derecho.

El PP defiende que la reforma que propone el Ejecutivo contribuye a la «hoja de ruta» de los secesionistas hacia la «impunidad», lo que conllevará el «borrado» de todo lo que ocurrió durante el procés.

PSOE y Unidas Podemos, por su parte, han defendido su propuesta para adaptar el Código Penal a los «estándares europeos» y han reivindicado la apuesta por el diálogo y la convivencia del Gobierno en Cataluña frente a la «cultura del no por bandera» del Partido Popular.

Publicidad