Inicio Actualidad Vox apenas sube dos escaños y no cumple las expectativas de entrar...

Vox apenas sube dos escaños y no cumple las expectativas de entrar en el gobierno

Vox no ha cumplido las expectativas. El partido mejora pero lo hace ligeramente, apenas sube dos escaños hasta los 14 diputados y tres puntos porcentuales hasta el 13.4% de votos, que no le sirven para entrar en el gobierno. La aplastante mayoría absoluta de Juanma Moreno coloca a Macarena Olona en la oposición, algo impensable antes de la campaña electoral.

El resultado supone una llamada de alerta para la formación que hace apenas unos días despreciaba los sondeos que le situaban en los 17 diputados. En esta ocasión, los peores pronósticos que le daban los sondeos se han cumplido en una comunidad clave que fijaron como trampolín para su despegue definitivo a nivel nacional, presentando como candidata a uno de sus mayores activos políticos.

A pesar de ello, Santiago Abascal ha valorado la «movilización masiva» y el «apoyo gigantesco» que se han encontrado «en la calle» durante la campaña andaluza y ha dicho que «estos son unos buenos resultados para España y por tanto para Vox» porque «se ha vivido una derrota histórica, sin paliativos, en aquél que fue su feudo, del socialismo y la extrema izquierda«.

El líder de Vox ha hecho hincapié en el crecimiento del partido, a pesar de que el resultado no les servirá para entrar en el gobierno, pero ha reconocido que «se han quedado lejos de la ambición que tenían». Aún así, ha vuelto a ofrecer «mano tendida» al PP «vigilante» para que su mayoría absoluta «sirva para algo y no la desaproveche».

Después de conocer los datos, Macarena Olona ha despejado cualquier duda sobre su futuro al asegurar que «emprende un viaje maravilloso» con los diputados andaluces que la acompañan y ha valorado que «Vox ha crecido y ha aumentado la confianza de los españoles«, haciendo una lectura en clave nacional del resultado por el hundimiento del PSOE y, en concreto, del sanchismo. Tras sus intervenciones, se han lanzado fuegos artificiales ante decenas de simpatizantes que aplaudían y coreaban eufóricos.

Una campaña dudosa

La formación partía al inicio de la campaña de una expectativa de voto superior a los 20 escaños pero quince días después apenas retienen lo que lograron en 2018 cuando, siendo un partido completamente desconocido, irrumpieron en el Parlamento andaluz con 12 diputados y casi un 11% de voto que fueron determinantes para hacer presidente a Juanma Moreno.

Desde entonces el partido no había dejado de crecer de forma exponencial. Una tendencia que se rompe, por primera vez, en Andalucía donde mejoran pero lo hacen ligeramente, quedándose muy por debajo del resultado que obtuvieron en las elecciones generales de noviembre de 2019, cuando casi empataron con el PP al llegar al 20% de apoyos.

Vox no logra su objetivo de entrar en un segundo gobierno autonómico después de conseguirlo en Castilla y León con un candidato completamente desconocido que les permitió sumar 13 diputados que fueron claves para que el PP retuviera el gobierno. Entonces rompieron el mantra de que obtenían mejores resultados en las nacionales que en las autonómicas al superar el 17% de votos.

La renuncia de Olona en el Congreso

Este es el primer tropiezo que sufre Vox en su ascenso meteórico desde que esta comunidad, precisamente, les abriera las puertas de las instituciones permitiéndoles despegar a nivel nacional. Se produce, además, después de haber renunciado a la figura de Olona en el Congreso de los Diputados para tener finalmente un papel irrelevante en Andalucía, donde el PP podrá gobernar sin obstáculo alguno.

Aunque oficialmente la candidata no dejará su escaño en Madrid hasta que se constituya el Parlamento andaluz, lo que le permitiría regresar a la capital, tanto ella como el partido se han comprometido en infinidad de ocasiones a que seguiría en Andalucía fuera cual fuera el resultado.

Publicidad