Inicio Actualidad Vox cierra inesperadamente su sede nacional de la calle Bambú (Madrid) y...

Vox cierra inesperadamente su sede nacional de la calle Bambú (Madrid) y no explica por qué

Imagen de la clausurada sede nacional de Vox en la madrileña calle Bambú.

AD.- “Sede nacional de Vox. C/ Bambú, 12 (Madrid) Cerrada hasta nuevo aviso”. Con esta lacónica nota colgada en redes sociales anunciaba ayer Vox el cierre de su sede nacional en el número 12 de la madrileña calle Bambú. Y lo hizo sin dar explicaciones a sus afiliados sobre las razones de esta insólita medida. AD ha sabido que el cuartel general del partido verde permanece cerrado desde el mes de marzo. La entrada y salida de coches del parking está siendo la única actividad en Bambú estos días. El portavoz de Vox en el Congreso,  Iván Espinosa de los Monteros, se ha trasladado junto a su equipo a la sede de la calle Padre Damián, que fue adquirida por él mismo para que sirviera de base operativa del partido en la Comunidad de Madrid, liderado por Rocío Monasterio, su mujer. Aunque se desconoce el lugar de trabajo del resto de dirigentes nacionales, se sabe sin embargo que los responsables de algunas áreas, entre ellas afiliaciones, trabajan telemáticamente desde sus casas.

La prueba de lo inesperado del cierre es que ayer mismo, varios dirigentes provinciales y cargos del partido se mostraron muy sorprendidos por la noticia que les adelantaba AD, asgurando todos ellos que nadie del partido les había informado.

Resuta no menos insólito el silencio mantenido por los medios. No es necesario apuntar el revuelto informativo y político que habría causado la inesperada clausura de la sede de Génova por parte del PP. Pero ya se sabe que existe en la prensa progresista un pacto de silencio en torno a los escándalos de Vox. Que cada uno saque sus conclusiones.

Y ahora, respecto a las razones del cierre de una sede que fue inaugurada con gran boato en octubre de 2019, muchos interrogantes. Oficialmente no hay ni habrá una explicación sobre el cierre del inmueble. Y si la hay, estará tan alejada de la realidad como Santiago Abascal de Javier Ortega Smith. Fuentes oficiosas apuntan a las diferencias insalvables entre Abascal y Smith como la razón principal. También se especula con problemas del partido con Hacienda. Hay sin embargo una razón de peso por encima de las otras: los problemas financieros y con la justicia que ya acechan a Vox. José Manuel Ayala, líder de España Suma, cree que la razón del cierre de la sede no es otra que el cese de Coello de Portugal como cargio de confianza. Condenado por irregularidades contables, Coello de Portugal era el “casero” de la sede nacional de Vox, que gestionaba a través de una de sus empresas. Ayala cree que el cúmulo de escándalos que se ciernen sobre Vox obliga a sus dirighentes a “soltar lastre ante lo que se le viene encima”.

La hasta ahora sede nacional de Vox fueron antiguamente las antiguas oficinas del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 3 de Madrid.

La lacónica nota ayer de Vox anunciando el cierre de su sede nacional.

El partido de Abascal alquiló este edificio de cinco plantas, 2.160 metros cuadrados, un semi-sótano y 15 plazas de aparcamiento exteriores, con el objetivo de ahorrar un 30% del gasto mensual que destinaba hasta el momento con sus diferentes oficinas y el alquiler de salas para dar sus ruedas de prensa. El edificio se renovó íntegramente en 2017, tras el cierre de los mencionados juzgados, y cuenta con dos ascensores en su interior.

La intención de Vox era que el alquiler se sufragase con las cuotas de los afiliados sin recurrir a préstamos bancarios. Lo que no se contaba era con la pérdida masiva de militantes en toda España. Solo en Málaga, casi el 50 por ciento de la militancia ha dejado de pagar sus cuotas, según fuentes de afiliación. Esta merma de ingresos hace inviable el sostenimiento de unas instalaciones que el portal inmobiliario Belbex ofertó en 22.644 euros al mes.

Además, Vox tiene en nómina a casi un centenar de personas en toda España. En contra del criterio de Smith, Abascal está resuelto a disminuir a la mitad la cifra de personas que viven del partido, entre ellas Jacobo Vázquez, responsable de la zona sur y el gran causante de la crisis que vive el partido en la provincia de Málaga.

Por respeto a los militantes y a la transparencia que en no pocas ocasiones Vox ha reclamado a otros partidos, se espera que los dirigentes del partido conservador den explicaciones sobre el súbito cierre de la sede nacional y que los medios informen a sus lectores como ya lo habrían hecho, con toda profusión de detalles, tras un hipotético cierre de la sede nacional del PP, del PSOE o de Podemos.

Publicidad