Inicio Actualidad Vox fue advertido de la «falta de ética» de un contrato en...

Vox fue advertido de la «falta de ética» de un contrato en Murcia y no tomó medidas

Paloma Cervilla.- Las irregularidades en algunas contrataciones en el Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea de Murcia y la «falta de ética» en otras en el Ayuntamiento de Águilas de esta comunidad fueron puestos en conocimiento de la dirección nacional, «sin que se tomaran medidas», según han asegurado los dirigentes de Vox que denunciaron esta situación ante la dirección nacional y ante la gestora de Murcia.

En el caso del Parlamento, esta denuncia le ha costado al portavoz Juan José Liarte y a los diputados Francisco Carrera y María Isabel Campuzano un expediente disciplinario y la suspensión de la militancia. Su denuncia se refería a que cuatro trabajadores del grupo parlamentario estaban cobrando de la Asamblea, pero trabajaban para el partido.

Esta crisis interna se ha extendido al Ayuntamiento de Águilas, donde la concejala Nuria Almagro ha denunciado ante la gestora lo que ella considera «falta de ética e irresponsabilidad», según aseguró a ABC, del asesor Alejandro Yepes, contratado como secretario de Vox en el Ayuntamiento, con el visto bueno de Recursos Humanos de Madrid. Un trabajador al que ella cesó al descubrir un comportamiento no ejemplar, y que no se correspondía con los principios éticos de esta formación política. Tras apartarlo, el partido le presionó para que volviera a contar con él y ante su negativa, Vox lo nombró el 11 de abril coordinador en Águilas.

«Falta de respeto»

Almagro tuvo conocimiento de determinadas circunstancias de la vida de Daniel Alejandro Yepes poco ejemplares, que incluso ha puesto en conocimiento de las secciones de fraude de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. A ello hay que sumar actitudes de falta de respeto, como así se lo hace saber la concejala a José Manuel Martín, del departamento de Recursos Humanos de Vox en Madrid. «Ha llegado a la falta de respeto hacia mi persona, como llegar a gritarme», comenta Almagro en un mensaje enviado por WhatsApp, y que forma parte de la documentación remitida al Comité de Garantías.

A pesar de estas denuncias, siempre según la versión de Almagro, la situación no mejora y ella comunica tanto a Madrid como a la tesorera de la Gestora en Murcia, Carmen Meduiña, su intención de cesar a Yepes. El cese se produce el 21 de febrero, pero horas después de este cese, José Manuel Martín, del departamento de Recursos Humanos de la dirección nacional, y el presidente de la Gestora de Murcia, José Ángel Antelo, le piden que revoque el cese y que lo contrate de nuevo.

Almagro le insiste a Antelo que «Alejandro es un peligro» y se niega a volver a contratarlo: «No. No lo voy a contratar. No trato con delincuentes. Ha tenido acceso a información muy sensible y no voy a permitir que siga teniendo acceso a esa base de datos».

Las primeras alertas llegaron a la dirección nacional el 20 de febrero, en un escrito de alegaciones, en el que Nuria Almagro pide «a quien corresponda que aclare la situación». El 17 de mayo, en otro escrito, advierte de la «irresponsabilidad grave de su nombramiento como coordinador».

Vox no ha querido dar su versión de estas denuncias.