Vox llena Vistalegre frente a la «derechita cobarde» y la «ambigüedad de los naranjas veleta»

5

Vox ha llenado hoy el estadio de Vistalegre de Madrid de simpatizantes y banderas con el foco puesto en las próximas elecciones, en las que confía en tener representación parlamentaria para superar el “ruinoso” Estado de las autonomías y convertirlo en un estado unitario.

Diez mil personas dentro, otras tres mil que se han quedado fuera al completarse el aforo y 100.000 conectadas en red, según la organización, han secundado el llamamiento de Vox a participar en este acto en el que, bajo el lema “La España viva”, la formación ha presentado una batería de cien medidas.

Algunas de ellas “arriesgadas”, según ha admitido José Antonio Ortega Lara, uno de los fundadores de Vox, pero “necesarias para sacar a España del marasmo” en el que la han metido los partidos políticos.

La suspensión de la autonomía catalana, un gobierno y un solo parlamento para toda España, devolución inmediata de las competencias de educación, sanidad, seguridad y justicia, derogación inmediata de la Ley de Memoria Histórica y devolución de los inmigrantes ilegales a sus países de origen son algunas de esas medidas.

Pero también otras propuestas como la derogación de la ley de violencia de género para sustituirla por una de violencia intrafamiliar, establecer el español como lengua vehicular en la enseñanza, un plan hidrológico nacional, la ilegalización de partidos y asociaciones “que persigan la destrucción” de la integridad territorial o cadena perpetua para todos los terroristas.

Además, Vox defiende el rechazo a cualquier sentencia judicial que venga de un tribunal extranjero, una medida que ha suscitado gritos de “Puigdemont a prisión” por parte de los asistentes.

“La España viva ha despertado gracias a Dios”. De esta manera ha comenzado su intervención el presidente de Vox, Santiago Abascal, quien ha sido recibido con un fuerte aplauso por parte de los asistentes que ondeaban banderas de España.

En su intervención, Abascal ha arremetido contra los independentistas, citando en varias ocasiones a Carles Puigdemont y Quim Torra -cuya mención ha despertado abucheos por parte del público-, así como contra los comunistas y la izquierda que gobiernan el país, la “derechita cobarde que cambia de opinión” y la “ambigüedad de los naranjas veleta”.

“La España viva ha conquistado Vistalegre”, ha dicho Abascal, quien ha vaticinado que Vox va a pasar de estar solo “entre los partidos” a “desbordar las urnas cuando a España se le de la voz que se le ha arrebatado”.

Abascal ha denunciado el sambenito de “fachas” “xenófobos”, “franquistas” y “centralistas madrileños” que los progresistas, los comunistas y una parte de la “derechita cobarde” han colgado a los simpatizantes de Vox “por defender las fronteras de vuestra patria”, rechazar la Ley de Memoria Histórica o que haya 17 parlamentos autonómicos.

Por su parte, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha subrayado el “objetivo claro” de la formación: “los españoles estarán primeros y el “compromiso irrenunciable de que juntos haremos a España grande otra vez”.