Inicio Actualidad VOX logra representación en todas las provincias y pasa de 18.400 votos...

VOX logra representación en todas las provincias y pasa de 18.400 votos en 2015 a más de 395.000

VOX, el partido revelación de las elecciones de este domingo en Andalucía, ha conseguido escaños en todas las provincias andaluzas. Todo un mérito, teniendo en cuenta que la formación de Santi Abascal nació hace cinco años y hasta ahora no había tenido representación en ningún Parlamento. Los datos son contundentes: ha pasado de los 18.422 votos que cosechó en 2015 a los más de 395.000 tres años y medio después.

El partido ha sacado dos diputados en Almería, donde ha irrumpido como tercera fuerza política y más de 40.000 votos (16,8%). También ha logrado dos escaños en Cádiz (55.000 votos, 11,2%), Málaga (70.000,11%) y Sevilla (92.000, 10%). Y uno en Córdoba (34.000, 9%), Granada (45.000, 11%), Huelva (17.000, 8%) y Jaén (27.000, 8%).

Existen algunos datos especialmente representativos: En la localidad de El Ejido (Almería), donde un tercio de su población es inmigrante, VOX se ha alzado como la primera fuerza política,  con el 29,51 por ciento del total de los sufragios. El PP se ha colocado segundo, con 6.726 votos y el 26,91 por ciento del apoyo y Ciudadanos, tercero, con 4.044 votos y el 16,18 por ciento del respaldo. El PSOE apenas ha logrado un 15,8 por ciento del respaldo, toda vez que la coalición de izquierdas Adelante Andalucía ha cosechado 1.942 votos y el 7,77 por ciento del apoyo.

En Almería, VOX  ha logrado su mejor resultado, con el 17,13% de votos. El partido más votado en la región ha sido el PP, con el 27,30% de los votos, un escaño menos que los cinco parlamentarios obtenidos en los comicios de 2015.

Un programa nacional

VOX se ha presentado con un programa electoral “para toda España” que sintetiza en cien medidas urgentes “atendiendo a los problemas que más preocupan a los españoles: la unidad de España, la destrucción de clase media, los elevados impuestos, la seguridad de nuestras fronteras y el recorte de las libertades”.

En su programa, VOX marca el objetivo de “transformar el Estado autonómico en un Estado unitario” en el que haya “un solo gobierno y un solo Parlamento en toda España”. Hasta alcanzar esta meta, propugna una “devolución inmediata” al Estado de las competencias de educación, sanidad, seguridad y justicia, “limitando en todo lo posible la capacidad legislativa autonómica”.

También Cataluña está entre sus prioridades y defiende la suspensión de su autonomía “hasta la derrota sin paliativos del golpismo y la depuración de responsabilidades civiles y penales”; además de la ilegalización de los partidos que persigan la “destrucción” de la unidad territorial.

En cuanto a inmigración, VOX quiere deportar a todos los inmigrantes ilegales a sus países de origen y también a aquellos que estén de forma legal en España, pero que hayan reincidido en la comisión de delitos leves o hayan cometido algún delito grave. Además, defiende que cualquier inmigrante que haya entrado ilegalmente en España estará “incapacitado de por vida a legalizar su situación y por lo tanto a recibir cualquier tipo de ayuda de la administración”.

En el mismo sentido, aboga por eliminar el acceso gratuito a la atención sanitaria a inmigrantes ilegales y propone un sistema de copago para aquellos en situación legal que lleven menos de diez años en España, garantizándoles únicamente servicios de urgencia.

También propone levantar un muro “infranqueable” en Ceuta y Melilla, cerrar las mezquitas fundamentalistas, la exclusión de la enseñanza del Islam de las escuelas públicas y la suspensión del espacio Schengen hasta la garantía de que no lo puedan utilizar “los criminales” para huir de la justicia, en lo que pone como ejemplo a los políticos catalanes huidos.

En el ámbito económico, propone un tipo único fijo de IRPF del 20 por ciento para las rentas menores de 60.000 euros, con los primeros 12.000 euros exentos. Y del 30 por ciento de IRPF a partir de los 60.000 euros.

Además, respecto al desempleo, quiere bonificar con un 10 por ciento las cotizaciones a las empresas que contraten de forma indefinida a trabajadores españoles en paro. También propone ayudas para mayores de 50 años y jóvenes menores de 24.

Entre sus cien propuestas también quiere una ley de protección de la tauromaquia “como parte del patrimonio cultural español” y aboga por la protección de la caza “como actividad necesaria y tradicional del mundo rural”.

VOX también defiende la derogación de la ley de violencia de género y “de toda norma que discrimine a un sexo de otro”, sustituyéndolas por una ley “de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños”. Y quiere suprimir todos los organismos feministas “radicales subvencionados”.

Además, apuesta por la creación de un Ministerio de Familia para dar un “apoyo decidido” a las familias numerosas y a la natalidad en general.

En el apartado de libertades y justicia incluye asuntos como la desarticulación “efectiva” de ETA, el fin a las subvenciones a los partidos o leyes “antiokupación y antiusura”, permitido a “los españoles” hacer uso de una “fuerza proporcional” para defender su hogar.