Inicio Actualidad VOX responde a la ‘propaganda falsaria’ del prófugo Puigdemont en la UE...

VOX responde a la ‘propaganda falsaria’ del prófugo Puigdemont en la UE tras las elecciones catalanas – La Gaceta de la Iberosfera

VOX ha denunciado la “retahíla de mentiras” del prófugo de la justicia Carles Puigdemont en una misiva en la que celebra el “histórico resultado” de los separatistas en las elecciones del pasado domingo en Cataluña.

La formación ha recordado que los partidos secesionistas (ERC, Junts y CUP) han perdido más de 600.000 votos desde los últimos comicios y que solamente un 27% de los ciudadanos con derecho a voto ha apoyado a los que defienden aventura ilegal secesionista.

En una carta enviada a todos los eurodiputados, VOX ha censurado el mantra separatista repetido por Puigdemont de que las fuerzas “proindependencia” han superado el 50% de los votos porque “para llegar a esa cifra ha tenido que sumar los votos de cinco partidos extraparlamentarios”.

Y no ha dudado en reiterar que el único que realmente ha logrado movilizar a nuevos votantes ha sido VOX, que partiendo de cero ha conseguido más de 217.000 votos y 11 escaños, convirtiéndose así en la cuarta fuerza política en la Cámara catalana.

También ha negado la insidia de Puigdemont al afirmar que en España “hay presos políticos”. “Una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad, y es un hecho de sobra conocido en Europa que mi país goza de uno de los sistemas judiciales más garantistas de todo el mundo, con penas muy inferiores a las de la mayoría de países de la UE para delitos tan graves como la sedición y la rebelión”, ha añadido en una carta firmada por el jefe de la delegación de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé.

Asimismo, ha recordado que Puigdemont miente al afirmar que el activista de extrema izquierda, Pablo Hasel, ha sido encarcelado por sus canciones, sin mencionar que en las mismas se vierten amenazas de muerte contra la Familia Real y contra políticos y personas públicas a las que amenaza con clavar un piolet o poner una bomba, además de hacer apología de los asesinatos de organizaciones terroristas como ETA y los GRAPO. “Tampoco menciona que Hasel es reincidente en todos estos delitos y en otros de allanamientos, agresiones a periodistas, a testigos de juicios y resistencia a la autoridad”, afirma VOX.

Y concluye manifestando que “el único objetivo de la propaganda falsaria de Puigdemont”, hoy fugado en Bélgica, es “librarse de su cita con la Justicia española, ante la que pronto va a tener que rendir cuentas, para vergüenza de un Parlamento Europeo que le ha permitido sentarse en él”.

La carta íntegra

Estimados colegas,

El “resultado histórico” al que se refiere el señor Puigdemont consiste en que los partidos separatistas catalanes (ERC, Junts y CUP) han perdido más de 600.000 votos desde las últimas elecciones regionales en Cataluña, pasando de unos 2 millones de votos en 2017 a unos 1,4 millones en 2021. Esta cifra implica que sólo un 27% de los catalanes con derecho a voto apoya la aventura ilegal separatista, comparado con el 37% de las pasadas elecciones.

Que las fuerzas separatistas han superado el 50% de los votos también es una verdad a medias. Para llegar a esa cifra, la propaganda separatista ha tenido que sumar los votos de cinco partidos extraparlamentarios. Lo cierto es que las fuerzas separatistas con representación en el Parlamento Catalán representan un 48,2%. El resumen de todo esto es que el nacionalismo catalán ha obtenido sus peores resultados en votos desde 1980.

Como muy bien saben los firmantes prófugos, el único partido que realmente ha logrado movilizar a nuevos votantes en estas elecciones, marcadas por una elevadísima tasa de abstención del 47% fruto del cansancio de los catalanes ante el delirio secesionista, ha sido VOX, que ha pasado de 0 a 217.000 votos en poco más de tres años. Es extraño que el señor Puigdemont no hable de esto, como tampoco menciona que la baja participación en Galicia y el País Vasco seguramente tuvo algo que ver con que esas elecciones se celebraron en pleno mes de Julio, con medio país de vacaciones.

En España no hay presos políticos. Una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad, y es un hecho de sobra conocido en Europa que mi país goza de uno de los sistemas judiciales más garantistas de todo el mundo, con penas muy inferiores a las de la mayoría de países de la UE para delitos tan graves como la sedición y la rebelión. Por poner un ejemplo, en Alemania estos delitos se castigan con hasta cadena perpetua, mientras que en España los responsables del golpe separatista del 1 de Octubre capturados fueron condenados a un máximo 13 años de prisión, hoy gozan de permisos para salir de la cárcel y durante la campaña todos ellos han gozado de más libertad de movimiento que el resto de catalanes.

De hecho, si algo hay que combatir en España es este especial trato de favor que se concede siempre a los políticos que han cometido un delito, con permisos, rebajas de condenas e indultos. Ahí está el ex presidente de la Generalidad catalana y padre ideológico del secesionismo, Jordi Pujol, paseando tranquilamente por la calle a pesar de haber robado miles de millones de euros a la vista de todos los catalanes.

En su retahíla de mentiras y medias verdades, el señor Puigdemont afirma que el activista de extrema izquierda, Pablo Hasél, ha sido encarcelado por sus canciones, sin mencionar que en las mismas se vierten amenazas de muerte contra la Familia Real española y contra políticos y personas públicas a las que amenaza con clavar un piolet o poner una bomba, además de hacer apología de los asesinatos de grupos terroristas como ETA y los GRAPO, que durante décadas han sembrado España de muertos. Tampoco menciona que Hasel, hijo de un acomodado empresario catalán, es reincidente en todos estos delitos y en otros de allanamientos, agresiones a periodistas, a testigos de juicios y resistencia a la autoridad.

Por último, quiero recordarles que el único objetivo de la propaganda falsaria del señor Puigdemont es librarse de su cita con la Justicia española, ante la que pronto va a tener que rendir cuentas, para vergüenza de un Parlamento Europeo que le ha permitido sentarse en él. Del mismo modo que el objetivo de todo este agotador proceso secesionista nunca fue otro que el de lograr la inmunidad política y judicial para los responsables de que Cataluña sea la región europea con más escándalos de corrupción de toda la UE.