Zoido y Sáenz de Santamaría acompañan a Atresmedia en la celebración del 10º aniversario de Ponle Freno

10

Atresmedia ha celebrado este jueves el 10º aniversario de Ponle Freno, la mayor y más longeva acción de responsabilidad corporativa del grupo mediático, dedicada a la Seguridad Vial. 

Ponle Freno se ha consolidado como un movimiento social que incluye a más de 113.000 ciudadanos. El acto se ha celebrado en el Antiguo Salón de Sesiones del Senado y ha sido conducido por el emblemático presentador Matías Prats. Al evento han asistido, entre otras autoridades, el presidente del Senado, Pío García-Escudero; la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido y el director general de Tráfico, Gregorio Serrano.

Décima edición de los premios ‘Ponle Freno’ (Foto: Francisco Toledo)

Entre los logros que pueden atribuirse a estos 10 años de Ponte Freno, se puede destacar la señalización de puntos negros, de marcas de distancia de seguridad y la colocación de radares únicamente en tramos peligrosos. 

Asimismo, y gracias a la colaboración ciudadana, se han llegado a recaudar más de 1,2 millones de euros para invertir en proyectos de ayuda a las víctimas de tráfico.

“No podremos estar satisfechos si se siguen produciendo accidentes en las carreteras que podrían haberse evitado”, ha comentado en el hemiciclo de la la Cámara Alta el presidente del Senado, Pío García-Escudero.

También ha intervenido el ministro Zoido, quien ha agradecido a Atresmedia la compromiso en el proyecto: “Quiero agradecer al grupo Atresmedia su implicación estos 10 años, porque acabar con los accidentes de tráfico es una responsabilidad compartida”.

Entre los premiados se encontraba Enrique Casquero de la Cruz, jefe de Servicio de Seguridad Vial de la Generalitat Valenciana, por su trayectoria profesional. 

Un caso especial

Uno de los momentos más emotivos ha sido la entrega del premio al ‘Ciudadano Ponle Freno’ que ha sido entregado a Mateo Lafragua, un transplantado renal en dos ocasiones que sufrió una mala experiencia en un resalto que hizo que se desestabilizase cuando era trasladado a las urgencias hospitalarias.

Durante varios años ha tenido que acudir al hospital para recibir diálisis. Los badenes situados en el camino a su domicilio le han supuesto una tortura. Su experiencia le llevó a realizar un estudio sobre cómo repercuten estos elementos en las urgencias sanitarias. Finalmente y gracias a su labor de concienciación los presupuestos del Gobierno Vasco han incluido una partida para eliminar 19 resaltos situados en el tramo del hospital de referencia.