Inicio Argentina A la espera del censista: vuelve la gran encuesta nacional

A la espera del censista: vuelve la gran encuesta nacional

Igual que en el resto del país, la Región vivirá hoy un feriado especial, sin atención en la administración de ningún estamento de gobierno, con las familias en los hogares a la espera del encuestador o la encuestadora y casi el total de los comercios cerrados. Se celebrará así el Censo 2022, después de 12 años del último relevamiento que mide cantidad de habitantes, la calidad de sus viviendas, la ascendencia étnica, identidad de género y el nivel educativo de la población, entre otras cuestiones. Hubiera correspondido, según la tradición de realizarlo cada diez años, llevarlo a cabo en 2020, pero, se sabe, pandemia mediante, el operativo debió ser postergado.

Las familias o en el caso de las personas que vivan solas, al recibir a él o la censista, tendrán que responder 61 preguntas que permitirán conocer las características demográficas y socioeconómicas de los habitantes del territorio nacional y, como se dijo, las condiciones habitacionales en las que viven.

Puntualmente, el cuestionario formula preguntas relacionadas con la infraestructura de la vivienda, sus condiciones sanitarias y de acceso a servicios.

A nivel personal, se buscan respuestas sobre la situación laboral de los habitantes de la vivienda, cobertura de salud y nivel educativo, entre otras inquietudes.

“¿Cuántos seremos?”

Como en cada ocasión que se realiza la “gran encuesta” nacional, se generan entre los vecinos distintas curiosidades, como por ejemplo, en el caso de esta región, qué cantidad de habitantes pueblan La Plata y también, por mencionar tan sólo algunas de las inquietudes generalizadas, de ese total cuántos son varones y cuántas mujeres. Se cuenta, hasta dentro de unas semanas, cuando se conozcan los resultados de este censo, con el dato de que en 2010 eran 654.324 los platenses, de los cuales 610.927 habían nacido en la Argentina y 43.397 eran de origen extranjero. Ahora, además, habrá que ver cómo se modificó la proporción de género, ya que doce años atrás se registraron 315.263 varones y 339.061 mujeres.

Esta vez, con el soporte de la tecnología, parte de la consulta se efectivizó de manera digital, de modo que en los hogares donde se completó el formulario vía web él o la censista sólo tendrá que hacerse del código que le fue enviado por correo electrónico a la familia o la persona que efectuó el trámite por internet.

En declaraciones públicas, el director del Indec, Marco Lavagna, indicó que recurrió a la modalidad virtual un 40% de la población del país.

Este diario consultó en el organismo sobre aspectos del trámite de manera remota, pero no obtuvo ninguna respuesta.

Se indicó que el censo digital podrá realizarse hasta hoy a las 8, aunque la experiencia mostró en las últimas horas un “tránsito” tan intenso en la página www.censo.gob.ar que ingresar al sistema fue una misión casi imposible. “Quise responder y no me dejaba colocar el número de mi calle”, lamentó una vecino de la zona de Parque Castelli.

El formato presencial del censo se extenderá de 8 a 18 y en ese horario deberá estar presente en el hogar algún integrante de la familia que pueda responder al cuestionario. Se recalcó desde el Instituto que en las viviendas donde se haya adelantado la actualización de datos de forma digital no será necesario que alguna persona reciba al censista, pues podrá dejarle el código a un vecino o incluso pegarlo en la puerta de su casa o su edificio.

Unos 20 minutos vs. 40 segundos

Lavagna estimó que una encuesta presencial, realizada en un hogar con cuatro convivientes, demorará unos 20 minutos, mientras que la entrega al censista del código otorgado en el trámite virtual “no más de 40 segundos”.

Asimismo, por cuestiones de seguridad, el funcionario indicó las condiciones en que debe presentarse en los domicilios la o él censista: “es muy importante que la gente sepa que tiene que ir vestido con una pechera con el logo del Indec, un 0800 que es un teléfono de contacto y además, la persona que encueste va a tener un tarjetón con su nombre, apellido y número de documento y un código QR. Con ese código o llamando a ese teléfono se va a poder chequear la identidad del censista”. Por otra parte, Lavagna remarcó que “no se pide ningún dato de ingresos ni de cuentas bancarias”.

A raíz de la preocupación planteada por gran parte de la dotación de censistas, Lavagna solicitó especialmente a la población que “guarde a sus perros”, pues, sobre todo en aquellas zonas donde las mascotas suelen estar sueltas se puede dar una situación que complique el trabajo de los encuestadores.

Para poder llevar adelante el relevamiento casa por casa, la jornada fue declarada feriado nacional. De este modo, habrá algunos servicios considerados “esenciales” que estarán abiertos, mientras que otros que no entran en esa categoría tendrán sus puertas cerradas.

Publicidad